Campaña de deschatarrización.

Libertador General San Martín (c): Enmarcado en el operativo de prevención contra el dengue, debido a casos confirmados en esta ciudad, dio inicio una gran campaña de deschatarrización en todos los barrios, la misma es llevada a cabo por la Municipalidad de Libertador, con la colaboración de la empresa Ledesma y del programa nacional de control de vectores.
El secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad, Edgardo Estévez, brindó detalles de la campaña y manifestó: “Debido a los casos de dengue que se registraron se sigue trabajando en la temática. La campaña de deschatarrización iniciada por el Municipio en forma articulada con otras instituciones como el Hospital “Oscar Orias”, la unidad de Palúdica y Control de Vectores y la empresa Ledesma, apunta directamente a realizar un trabajo muy efectivo que de respuestas inmediatas a la situación”.

Además el profesional agregó que “este problema que tenemos en Libertador es un problema de toda la región, incluidos países vecinos como Bolivia y Paraguay, ellos están en una epidemia muy importante. En el departamento de Tarija (Bolivia) tienen confirmados muchísimos casos de dengue. Los índices más elevados de nuestro país están en Oran y Tartagal, en Libertador tenemos un solo caso confirmado”.

“Toda la zona fue declarada en alerta epidemiológica, pero hasta el momento seguimos con los parámetros controlados, por supuesto que los índices de vectores que tenemos en estos momentos no son de los mejores, es por eso que dimos inicio a esta campaña” dijo.

LA CAMPAÑA

Los trabajos concernientes a la campaña de deschatarrización en Libertador se realizan todos los días en doble jornada, es decir mañana y tarde. Diariamente se informa a la comunidad respecto a los cronogramas establecidos para cada barrios, de esta manera los vecinos pueden prepararse para colaborar con la concreción de la campaña en su zona de residencia.

De acuerdo a los controles focales se están haciendo fumigaciones específicas. “Tenemos áreas donde registramos índices realmente muy importantes, el objetivo es llegar a una fumigación a un nivel general de toda la gran región y también queremos hacer una campaña de deschatarrización a nivel general y vamos a seguir trabajando en la obtención de datos” dijo Estévez.

Por su parte, el Municipio sumó otro esfuerzo destinado un subsidio especial para contratar a 20 personas por el termino de 30 días para que trabajen en esta problemática.

“Hasta ahora tenemos que decir que los resultados y la colaboración de los vecinos son muy buenos” dijo el funcionario.

COLABORACION VECINAL

En este tipo de campañas es fundamental la colaboración y buena disposición de los vecinos, básicamente se trata que los mismos tomen conciencia de los diferentes focos de posible reproducción del mosquito vector en sus hogares y los eliminen.

Para ello se afectaron camiones especiales que recolectarán por los barrios los elementos que los vecinos desechen de sus casas y patios.

Fundamentalmente la gente tiene que sacar todos aquellos recipientes que puedan juntar agua, porque el mosquito deposita su larva en cualquier receptáculo con agua sea del tamaño que sea, por lo que es importante que en los patios no haya recipientes, botellas o neumáticos viejos que puedan juntar agua de lluvia. Incluso debe cuidarse que en las canaletas tampoco quede agua contenida. Todos los elementos que representen este riesgo y que no sean de utilidad para la familia deben ser desechados.

HUMAHUACA

Plaza San Martín, un espacio

verde que no se disfruta

Humahuaca (c). En la primavera del año pasado se manifestó un intento de parte del área de obras públicas del Municipio local de atender el aspecto de ornamentación floral, césped y de plantines del transitado espacio verde que se encuentra entre la Terminal de colectivos y la Escuela Normal, ‘República de Bolivia’ de esta ciudad.

Entrevistado en ese momento el encargado de dicha repartición, José Colqui, adelantó que después de dichos trabajos de parquizado previstos, se haría paulatinamente los de iluminación (sujeto al aumento de la tasa de alumbrado público), acondicionamiento y repintado de los asientos, etc.

“Ya transcurrieron cuatro meses y las obras murieron en el intento”, reflexionaba un vecino que recorre todos los días el mencionado espacio público.

“Lo ideal hubiese sido que se realizaran los trabajos antes del inicio de la temporada alta. He percibido la molestia de los visitantes por todos los bancos en mal estado y de los cestos de basura. Está pasando la temporada, pero, ¿seguirá en carpeta el proyecto de acondicionamiento de la querida Placita San Martín?”, finalizaba nostálgico el residente que vive a pocas cuadras del mencionado espacio recreativo, siempre preocupado por el bienestar y futuro de su pueblo natal.

Comentá la nota