Campaña contra la rubeóla

La Municipalidad de San Nicolás de los Arroyos a través de la Secretaría de Salud Pública y Acción Social informa que con el Trailer Sanitario se estará vacunando contra la Rubéola Congénita en los siguientes días y lugares:
- Lunes 20 de octubre, a partir de las 8:00 en AUTOESTAD.

- Martes 21 y miércoles 22 de octubre, a partir de las 8:00, al personal de AES San Nicolás.

- Viernes 24 de octubre a partir de las 8:00, a los alumnos del Colegio Nacional de los 2 turnos mañana, tarde y noche.

- Lunes 27 de octubre a partir de las 8:00, en la Empresa PONAL.

- Martes 28 y miércoles 29 de octubre, a partir de las 14:00, a los alumnos de la Escuela Técnica Nº 6 y a partir de las 19:30 en el Terciario.

La vacunación es gratuita y obligatoria para los varones de 16 a 39 años.

La única manera de prevención de dicha enfermedad es a través de la vacunación.

La campaña se realiza también en los Centros de Salud de todos los barrios de lunes a viernes en los horarios de atención de cada Centro y en el CEMPRE de Rivadavia 45.

De qué se trata

La rubéola es una infección respiratoria muy contagiosa provocada por un virus.

Se transmite entre personas a través de estornudos, tos o el contacto con superficies contaminadas (pañuelos, vasos, o manos). La posibilidad de que una persona no vacunada adquiera la enfermedad si convive con alguien que la tiene es del 90 por ciento.

El periodo de incubación de la enfermedad suele oscilar entre dos y tres semanas.

La rubéola se caracteriza por la aparición de pequeñas erupciones en la piel de un color rosáceo que se inician en la cabeza y progresan hacia los pies, haciéndose más intensa en el tronco, que no provocan picores ni molestias y suelen desaparecer en pocos días. Junto a las manchas rojizas, los síntomas de la rubéola son bastante similares a los de un síndrome gripal.

Los problemas más graves asociados a la rubéola suelen presentarse en mujeres embarazadas que contraen la enfermedad durante la gestación o en los meses anteriores al embarazo. En estos casos existe un alto riesgo de que el feto se contagie y desarrolle el Síndrome Congénito de la Rubéola, que puede provocar la aparición de defectos congénitos en el niño, tales como pérdida de visión y ceguera, pérdida de audición, patologías cardíacas, retraso y parálisis cerebral o dificultades a la hora de empezar a caminar.

La vacuna no se debe administrar durante el embarazo ni en los tres meses anteriores a la concepción y las mujeres embarazadas deben mantenerse alejadas de personas con rubéola.

Comentá la nota