En campaña, ahora Brizuela pide un "compás de espera"

A tono con los momentos preelectorales y de campaña política, el gobernador Eduardo Brizuela del Moral salió a bajarle tensión al conflicto que mantiene con los gremios docentes.
Ayer, y si bien descartó un aumento de sueldos en el corto plazo, al menos fue más diplomático que en otros momentos no proselitistas, y dejó una puerta abierta

"Les pido un compás de espera, no puedo anunciar un aumento de sueldos y después tener que descontarles porque no podemos pagar, entonces deben entender que estamos en una situación difícil, en una crisis económica mundial que aún persiste", señaló.

Ya en un tono más conciliador, ni mencionó la amenaza lanzada tiempo atrás de descontar los días de paro no trabajados. Incluso, fue más allá. Dijo que "no queremos crear falsas expectativas, pero haremos todo lo posible", cuando se le consultó si era probable un incremento salarial.

Comentá la nota