Campagnoli: "¿Quién nos asegura que luego de las elecciones los demás partidos no se van a vender por plata?

La actual edil de la C.C. sembró sospechas sobre "la compra de voluntades" que podrían sobrevenir durante los 6 meses que habrá entre la elección y la asunción. Y señaló que el único partido que está libre de esa posibilidad es el que ella encabeza en Pilar y que lleva como candidato a concejal a Juan Arenaza.
"¿Quién nos asegura que la versión 2 del peronismo el día de mañana no se da vuelta y vuelva al kirchnerismo?". Esa pregunta se la hizo la edil de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli, a la hora de analizar el resto de los partidos de la oposición que compulsarán por las 10 bancas del Concejo. O al menos, respecto a las fuerzas que tiene peronistas entre sus filas.

"Del 28 de junio al 10 de diciembre va a haber mucho tiempo y se va a manejar mucha plata comprando voluntades", insistió Campagnoli, en alusión a las figuras nacionales de los espacios que tienen chances de obtener un buen caudal de votos, pero sin quitar del medio a los postulantes locales.

De hecho, Campagnoli, aunque no lo incluyó directamente, tampoco sacó de sus apreciaciones a Abel Caballero, un viejo militante peronista que encabezará la lista de la UCR, que también llevará adosados a los candidatos provinciales y nacionales del Acuerdo Cívico.

¿Lo dice también por Caballero?—, preguntó un periodista del programa radial OFF THER RECORD (FM 105,9).

—Por Caballero y por cualquier otro peronista. Varios hasta hace 6 meses estaban con Kirchner. La Coalición Cívica es la única alternativa válida, y en Pilar esa expresión es la que encabezan Juan Arenaza y María Inés Sánchez—, respondió.

"Desgraciadamente la política está manejada así y por eso hay que votar a gente de bien, y no a aquellos que tienen plata y ponen publicidades en la Panamericana", añadió.

"Lamentable"

El contraataque sobre la figura de Campagnoli no llegó desde sectores del peronismo, sino desde la otra lista de la Coalición Cívica, la que encabeza Caballero y que irá al cuarto oscuro con el sello de la UCR a nivel local.

Fue el tercer candidato a concejal por esa fuerza, Gabriel Lagomarsino, el que calificó de "lamentables" los dichos de Campagnoli, con quien mantiene una fuerte pelea por el control de la Coalición en Pilar, y que de hecho ha desembocado en la conformación de dos nóminas, ante la imposibilidad de armar una de consenso.

"Lamento que Campagnoli haya dicho esto, incluso deslizando que sea Caballero uno de esos políticos, y ameritaría una retractación. Decir que después de las elecciones todo depende de una billetera es un cachetazo a la gente que está escuchando, porque está diciendo que en la política es todo una mugre y no es así", se defendió Lagomarsino.

"Ella se cree que es la única honesta y no es así. Es verdad que ha sido oposición en el Concejo Deliberante y se lo agradecemos, pero no puede libremente decir que todos se venden", añadió Lagomarsino.

Cambios en la lista de Arenaza

Sorpresa y tristeza generó dentro de las filas de la Coalición Cívica los cambios que se produjeron en la lista de concejales.

Es que María Rosa Batalla, que iba a ir tercera, no aparece en ningún lugar de la nómina, y en ese escalón figura Graciela Baroldi, que iba 6ta.

Aparentemente, según explicó Campagnoli, Batalla no aparecería como afiliada al Gen, una de las fuerzas que integran la C.C., lo que sería condición para integrar la lista.

"No sabemos bien qué pasó y para nosotros fue un golpe muy duro. Cosas como esta a veces te dan ganas de patear el tablero, pero hay que seguir", se lamentó Campagnoli.

Además, llamó la atención que la arquitecta Graciela Baroldi haya saltado del 6to. al 3er. lugar, y no que se haya corrido la lista un lugar hacia arriba, o en este caso 2, ya que Guillermo Fernández, que estaba 4to., también fue impugnado por no figurar en el padrón electoral.

El salto de Baroldi 3 lugares, y no 2, hace sospechar que los cambios no los hizo la Justicia Electoral, sino el partido a nivel provincial.

Incluso, puertas adentro de la Coalición no descartan que Baroldi, de viaje en el exterior hace más de dos semanas, haya tenido algo que ver con los cambios, "con el apoyo de apoderados provinciales del partido".

Comentá la nota