Camiones y micros, con beneficios impositivos

Desde el año que viene, pagarán una alícuota de patente más baja. No habrá aumento de impuestos para ningún contribuyente.
El gobierno giojista mantendrá el año que viene su política de bajar la presión impositiva sobre algunos sectores relacionados al trabajo. En la Ley Impositiva Anual 2010 que mandó a la Cámara de Diputados, dispuso una reducción de alícuota en el pago de patente para los camiones y los colectivos, lo que beneficiará a unos 2.500 vehículos. El resto del esquema impositivo se mantiene casi sin variaciones y en ningún caso hay aumentos para los contribuyentes.

La baja de las alícuotas se viene repitiendo año a año para diferentes actividades económicas. Desde el 2005, tuvieron reducciones en Ingresos Brutos las estaciones de servicios, los matarifes y abastecedores de carne, hoteles alojamiento y farmacias. En 2010 les toca a las droguerías en el mismo impuesto y la baja más importante, por la cantidad de actores que involucra, es en el impuesto a la Radicación del Automotor para camiones y colectivos.

La ley en cuestión es una herramienta vital para el financiamiento del Estado, ya que es la que dice cuánto le van a pagar por impuestos los sanjuaninos. A pesar de la necesidad de recaudar más en la coyuntura de crisis, el proyecto que elaboró la administración giojista no trae subas que impacten en el bolsillo de la gente.

Para acercar más dividendos a las arcas estatales, en Rentas dijeron que apelarán a una fuerte política de cobro (Ver aparte). Y no vendrá para nada mal lo que pueda aportar la inflación a través del pago de Ingresos Brutos, el impuesto de mayor incidencia en la recaudación.

-Automotor

La disminución para vehículos de gran porte alcanza a unos 2.500 camiones y colectivos que tributan y tiene impacto especialmente en el transporte de cargas y el transporte público de pasajeros. A partir del año que viene, según dice el proyecto oficial, de patente pagarán un 1,10 por ciento sobre el valor real del automotor, en lugar del 1,25 por ciento que abonan en la actualidad. En Rentas calculan que la baja implicará algo más de 500 mil pesos para el fisco.

Como todos los años, en 2010 se correrá un año el plazo de antigüedad para tributar y pasarán a quedar exentos los vehículos que son modelo 89. Según los registros de Rentas, a la grilla de los que ya no deben pagar patente se sumarán 1.617 autos y camionetas, 109 camiones y 1661 motos de más de 100 cc.

- Inmobiliario

El único cambio es en el límite que se fija para determinar qué jubilados son los que quedan exentos de pagar el impuesto, siempre y cuando sean propietarios de una vivienda única. Actualmente están desobligados de hacerlo los pasivos que cobran un haber de hasta 1.000 pesos por mes y desde el año que viene, el máximo se lleva a 1.200 pesos. La modificación responde a que en Rentas especulan que en 2010 podría existir un aumento en las jubilaciones que dejaría a muchos pasivos sin el beneficio, porque se pasarían por unos pocos pesos del máximo que está vigente hoy.

- Ing. Brutos

La única actividad que tendrá modificaciones será la de droguería. En lugar de pagar un 1,5 por ciento de Ingresos Brutos sobre la facturación total, tributarán el 3 por ciento de la diferencia entre el valor de compra y el de venta. Es decir, no sólo hay un cambio de alícuota, sino de base imponible sobre la que se calcula cuánto debe pagar.

El nuevo esquema trae un doble beneficio: las droguerías terminarán pagando un monto menos considerable y el Estado se asegurará el cobro. Pasa que hoy, están obligadas a pagar cuando tienen el domicilio legal en la provincia y no en todos los casos han cumplido el trámite para registrarse. En la nueva ley, tendrán que tributar por el solo hecho de ejercer la actividad.

Comentá la nota