Camioneros recorrerán hoy las acopiadoras pidiendo pago pleno de la tarifa de 123 pesos

CHARATA (Agencia) --En un creciente malestar en el sector, transportistas de carga de esta ciudad se reunieron el lunes por la noche con el líder del Sindicato de Camioneros de la provincia. Hoy, referentes de la Asociación de Transportistas de Charata (ATC) recorrerán plantas de acopio pidiendo el pago pleno de la tarifa de 123 pesos acordada, mientras que por la noche habrá otra reunión para definir posibles medidas de fuerza.
Las tarifas del transporte de cargas y la regionalización de los fletes siguen siendo motivo de reuniones periódicas de transportistas de toda la provincia. El lunes, en Charata, el líder del Sindicato de Camioneros del Chaco encabezó un encuentro con referentes locales, para coordinar acciones en el inicio del año, de manera de hacer cumplir las tarifas acordadas con las acopiadoras.

Consideró que hoy, en el marco de la crisis que vive el agro, la tarifa convenida de 123 pesos es un buen precio para transportar la producción. “Este acuerdo tiene un año y lo hemos dejado en manos de los productores y de las empresas. Pero hasta ahora no tuvo éxito. A partir de ahora, el que no comercializa según lo pactado, tendrá problemas”, advirtió Edmundo Romero, secretario gremial del Sindicato de Camioneros del Chaco. Así, adelantó que las empresas que no paguen la tarifa no podrán ingresar sus camiones en los puertos de Rosario o Buenos Aires, de salida de la producción.

El dirigente llegó a Charata para reunirse con transportistas en el Centro de Camioneros de esta ciudad. Otra cuestión tratada fueron los aportes sindicales de la patronal, cuyo pago viene presentando algunos inconvenientes, según reveló el dirigente. “No se pueden cumplir porque nunca se pudieron cumplir las tarifas del convenio”, explicó. Recordó que, en marzo de 2007, la Federación de Camioneros firmó un convenio con todas las cámaras empresarias y de cereales. Allí, en coordinación con el sindicato de camioneros, surgieron las tarifas que se deben cobrar en cada provincia. Y de allí surgió la idea de regionalizar los fletes.

“Nunca se cumplió nada y, en diciembre de 2007, Capitanich firmó un acuerdo referido a ese convenio rubricado en Buenos Aires por la Federación de Camioneros; pero pasó todo 2008 y la tarifa no se cumplió”, lamentó Romero. Así, dijo que progresivamente se fue deteriorando la situación financiera de cientos de propietarios de camiones, que vieron reducidos sus negocios por la llegada de transportistas de otros lugares.

También dejó claro que aquellas empresas acopiadoras que no cumplan con las tarifas pactadas no podrán comercializar los granos. “No puede ser que durante 40 años no hayamos podido regular esto”, enfatizó el secretario gremial. Por eso, destacó que hoy el sindicato de camioneros es una entidad respetada y que ganó un lugar desde donde hace escuchar sus reclamos. “Hoy, con la vuelta del peronismo al Chaco, podemos hacer un buen equipo de trabajo. Ese es nuestro objetivo para 2009”, ponderó Romero.

Comentá la nota