Camioneros acuerdan aumento salarial y la 9 de Julio vaticina un "gran conflicto" en Mar del Plata

El Sindicato de Choferes de Camiones que lideran Hugo y Pablo Moyano y las cámaras empresarias nucleadas en la FADEEAC acordaron este miércoles un aumento salarial del 17 por ciento para los choferes y del 16 por ciento para el resto del personal a partir del 1 de julio.
Lo confirmó Pablo Moyano, quien sostuvo que "el gremio y la cámara firmaron el convenio en Trabajo ante el ministro Carlos Tomada", por lo que "se han descartado todas las protestas".

A partir de cierto “achatamiento” de la escala salarial de los choferes -según explicó Hugo Moyano en su momento- las partes acordaron para ese sector una mejora del 17 por ciento a abonarse un 7 por ciento en julio, un 5 en noviembre y un 5 en marzo.

Por su parte, el resto del personal agrupado en el gremio -no choferes- percibirá un incremento del 16 por ciento a pagarse un 6 este mes, otro 5 en noviembre y un 5 por ciento en marzo de 2010.

La mejora no será acumulativa, o sea, no se liquidará porcentaje sobre porcentaje, y regirá hasta el 30 de julio de 2010, en tanto los voceros explicaron que el acuerdo entre las partes fue convenido este martes, luego de que Moyano rechazara "absolutamente" la posibilidad de que no fuera remunerativo.

Por su parte, el gerente de la empresa recolectora de residuos Transportes 9 de Julio SA, Fabián Lescano, afirmó en diálogo con 0223.com.ar que el recientemente acordado aumento salarial “acarrea un gran conflicto” a la firma que presta el servicio de higiene urbana en esta ciudad.

En ese sentido, explicó que “el 50% de los costos (de la empresa) son de mano de obra”, por lo que consideró que “al aumentar un 16 y 17% la mano de obra, automáticamente debería aumentar en un 8% la facturación que se le hace al Municipio”.

Asimismo, el directivo reparó en la necesidad de que la Comuna “reconozca” la deuda que mantiene con la firma, lo que genera que la situación financiera de la misma actualmente “no sea buena”.

“La Municipalidad adeuda aproximadamente $40.000.000 porque hoy estamos cobrando 5.300.000, cuando la facturación debería rondar los 7.000.000 y esa diferencia mensual que no reconoce la Municipalidad desde hace dos años y medio, provoca que estemos en una situación difícil. Hoy, con lo que cobramos, estamos salvando los gastos y endeudándonos muchísimo; es algo lógico: cuando uno cobra menos es porque le está dejando de pagar a alguien”, argumentó.

En consecuencia, Lescano señaló que “mientras el Municipio se niegue a darnos un adicional, hace que no estemos en condiciones de pagarlo y al día siguiente el sindicato nos hace un paro y acá no se discute que haya que pagarlo, es una utopía”, tras lo cual adelantó que “en forma inmediata nos pondremos en contacto con la Comuna para ver si nos ayudan a solventar este aumento”.

Comentá la nota