Un camión dejó sin luz durante una hora al 90 por ciento de Rosario

Un gran apagón ocasionado por un accidente con una línea aérea de alta tensión dejó ayer al 90 por ciento de los usuarios rosarinos sin luz durante una hora. Según consignó el gerente de Relaciones Institucionales de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Raúl Stival, la falla se habría ocasionado cuando un camión derribó una torre cerca de Pérez. Unas 14 subestaciones quedaron afectadas y el corte se extendió hasta Pérez, Funes, Roldán y otras localidades santafesinas.

El apagón comenzó a las 17.25 y duró hasta las 18.19 de la tarde de ayer y se suma al ocurrido el 25 de noviembre, cuando una falla de Transener afectó por 12 minutos al 70 por ciento de la población rosarina y a un tercio de la provincia.

En 14 subestaciones. "Fue un corte grande que se prolongó una hora y afectó a unas 14 subestaciones transformadoras. La falla por fuera de servicio se dio en dos líneas de alta tensión que tiene Transener y que toman energía de la Estación Transformadora Rosario Oeste en Pérez", explicó Stival a LaCapital.

Además se afectaron otras subestaciones en Puerto General San Martín, San Lorenzo, Gálvez y Santo Tomé.

Entrada la noche, desde la propia EPE se informó que la salida del servicio se produjo por el impacto y derrumbe de dos torres de alta tensión por parte de un camión de gran porte. Las torres transportan la energía a 132 mil voltios para transformarla en diferentes subestaciones de Rosario. El accidente se produjo en el parque industrial camino a Las Palmeras, en el límite entre Rosario y Pérez.

Los operarios encontraron los cables tendidos en el piso y sería una de las causas fundamentales del desperfecto, aunque no se descartan otras.

A diferencia del episodio de noviembre, el apagón no fue en la mayorista de energía eléctrica sino en las instalaciones de la propia EPE. Y la falla afectó al 90 por ciento de los usuarios rosarinos y a las poblaciones de Pérez, Funes y Roldán.

Dos en 30 días. El de ayer fue el segundo megaapagón en menos de un mes. El 25 de noviembre el 70 por ciento de Rosario quedó a oscuras por desperfectos en instalaciones de Transener, la empresa dueña de la red nacional de transporte de electricidad en alta tensión, ubicadas en las provincias de Chaco y Corrientes.

En esa oportunidad, la interrupción sorpresiva del servicio, (que también afectó el suministro de agua potable) había activado el alarma en los puntos débiles del sistema interconectado argentino.

En su momento y por desperfectos en otras provincias como Córdoba y Entre Ríos, salió de servicio la estación transformadora que Transener posee en Pérez, la misma central de alta tensión en donde ayer se produjo la falla. Aquel día, ocho de las subestaciones se habían visto afectadas.

Comentá la nota