Caminos de las Sierras pidió su concurso

El Gobierno dice que no afecta la renegociación. El trámite recaló en el juez Tale.
En silencio y mientras la Provincia aguarda la autorización del Ersep para aumentar la tarifa en la Red de Accesos a Córdoba (RAC), la empresa concesionaria presentó ante la Justicia la documentación para que se la habilite a iniciar su concurso preventivo de acreedores.

En otras palabras, esto significa que Caminos de las Sierras está al borde o ya ingresó en cesación de pagos, situación que ahora deberá ser constatada por el Juzgado de 13ª Nominación Civil y Comercial.

Quiso el azar –la causa se distribuye por sorteo– que el pedido recayera en el juez Carlos Tale, justo horas antes de que trascendiera que la jueza de Control Ana María Lucero Offredi lo había imputado por supuestos delitos en la quiebra del Club Atlético Talleres.

"(El concurso) era una cosa que está en estudio, pero no sé si finalmente se presentó", señaló Daniel Álvarez Rivero, de la empresa Delta, que tiene 2,4 por ciento del paquete accionario de Caminos de las Sierras.

Oficialmente, la respuesta de los voceros de la concesionaria fue la misma. Sin embargo, el dato fue confirmado tanto en fuentes judiciales como entre funcionarios ligados al Ministerio de Obras Públicas.

"Estamos cobrando la mitad de lo que estaba en la oferta original y con la sociedad (integrante de Caminos de las Sierras) no se inició ninguna negociación", agregó Álvarez Rivero en alusión a la propuesta del Gobierno de aumentar el peaje.

De hecho, en la audiencia pública del lunes pasado, a la que concurrió Álvarez Rivero junto al gerente general de la empresa, Leonardo Castro, la concesionaria le entregó una nota al Ente Regulador de los Servicios Públicos en la que aseguró no conocer oficialmente la propuesta del Gobierno ni los estudios que la respaldan.

Y en el último párrafo advirtió sobre la posibilidad de presentarse en concurso preventivo. Pocos creyeron que la amenaza se iba a concretar en tan poco tiempo, en especial porque no era la primera vez que la empresa lo mencionaba.

Desde la notificación al juzgado interviniente corren cinco días hábiles para que éste resuelva, aunque podría prorrogarse el plazo si falta algún documento, por lo que no se descarta que el pedido quede empantanado hasta después de la feria judicial.

Reacción. Fuentes del Ministerio de Obras Públicas indicaron que estaban al tanto de la situación, pero relativizaron su importancia. "Tenemos información de que lo hizo para reacomodar la deuda con sus proveedores, pero no nos preocupa, porque no es el tema central de la renegociación", indicó un vocero que pidió reserva.

En el Gobierno aseguran que el diálogo con Impregilo (accionista mayoritario de la empresa con 90,5 por ciento del paquete) está encaminado y deducen que el pedido de concurso preventivo se sustenta en la necesidad de eludir pasivos sin identificación clara, como juicios laborales o por accidentes, para "ponerlos en caja y ver de qué manera queda la sociedad después de la renegociación".

Por lo pronto, se aguarda que el Ersep autorice la suba tarifaria desdoblada y el plan de obras para negociar. Pero pese a que Caminos de las Sierras mantiene su política de "boca cerrada", se sabe que hay malestar por la inexistencia de un acuerdo previo sobre la suba del peaje.

La concesionaria, que por estos días está en conciliación obligatoria con el gremio del sector (Uecara) por reclamos salariales, insiste en que todavía no ha recuperado la inversión hecha en dólares.

Comentá la nota