Caminemos Juntos celebra 15 años de vida

Con amor y dedicación, el equipo de trabajo del centro de día brinda contención a personas con capacidades diferentes. A través de talleres terapéuticos, potencian sus habilidades, fomentando tanto la felicidad de los pacientes, como su independencia en las actividades cotidianas
El 5 de setiembre de 1994 se concretó el sueño de muchas personas con una sensibilidad especial, se inauguró el Centro de Día Caminemos Juntos, que hoy, a pesar de ser una institución joven, ha logrado importantes logros.

"Nosotros damos terapia y contención a pacientes discapacitados mentales que egresan de escuelas especiales y que por el grado de complejidad de su patología no pueden ingresar a talleres protegidos o a centros de formación laboral", describe la licenciada en Terapia Ocupacional Agustina Seoane, quien es vicedirectora de la institución.

Agustina señala que a los pacientes "le damos talleres terapéuticos (de didáctica, artesanías, educación física, cocina, radio, literario, corporal, ocupacional, integración sociocomunitaria, recreación terapéutica, actividades grafoplásticas y huerta y jardinería), uno por la mañana y otro por la tarde, que apuntan a trabajar la independencia de la vida diaria, a potenciar todas sus habilidades cognitivas, habilidades sociales, motrices y psicoperceptivas".

El objetivo del equipo de trabajo del centro, es "abordar al paciente desde lo integral y potenciar mucho a la independencia en sus actividades cotidianas", explica.

La institución

El centro depende de la Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado (APAD), que es una entidad civil sin fines de lucro, que se conformó en 1991 con el objetivo de crear y mantener un centro de día para discapacitados mentales moderados, severos y profundos.

Entre otras actividades para recaudar fondos, la asociación organizó un partido de fútbol con la presencia de Diego Maradona y con el dinero obtenido adquirió la propiedad en la que actualmente funciona la institución.

El centro de día, que abrió sus puertas con cuatro concurrentes y hoy tiene 27, cuyas edades varían, desde los 17 años hasta los 58, es la única institución con estas características en Tres Arroyos y su zona de influencia.

En la actualidad cuenta con nueve profesionales especializados (psicólogo, terapista ocupacional, fonoaudiólogo, enfermero, asistente social, tres profesoras de educación especial y un médico a demanda), tres auxiliares en discapacidad, una cocinera y un chofer. Además, posee servicio de transporte, servicio de comedor y asistencia médica contratada para situaciones de urgencia y/o emergencia.

"Me encanta este trabajo"

"A mí me encanta este trabajo, me gratifica mucho, hace ocho años que estoy, lo hago y vengo con muchas ganas todos los días", asegura Agustina, que habla con muestras de cariño cada vez que menciona a alguno de los chicos que pasó por el centro y, a su vez, revela mucha pasión cada vez que señala los logros obtenidos y los que aún restan por alcanzar en la institución.

"Lo que más disfruto es ver progresos, por más mínimos que parezcan. Y, sobre todo, ver que los chicos son felices, que transmiten energía de sobra, que es el caudal con el que yo trabajo", afirma con una sonrisa.

Además, explica que su función como terapista ocupacional "es evaluar y brindar un abordaje terapéutico al concurrente, realizar las entrevistas de admisión, coordinar los talleres de terapia ocupacional y asesorar al equipo profesional".

A grandes rasgos, "el abordaje de terapia ocupacional se basa en la estimulación y potenciación de las habilidades y capacidades del sujeto, optimizando su independencia en la totalidad de las áreas de desempeño", explica.

Entre tantos recuerdos, Agustina narra una anécdota para reflexionar. En una actividad de integración social con alumnos de la Escuela Agropecuaria de Tres Arroyos (EATA) "estábamos en el salón de la EATA y vemos a uno de nuestros chicos -que está en silla de ruedas- que era llevado a un baño común por un alumno muy chiquito, que tendría 12 años. Lo interesante de esta experiencia, es que el chiquito lo llevaba sin pensar en las limitaciones que podría tener el hecho de llevarlo él, que pesaba mucho menos que nuestro concurrente. Por ahí una persona adulta, con otra carga en la vida piensa en 25 cosas antes de trasladar a un paciente en silla de ruedas a un baño. Nos llamó la atención cómo los chicos no tienen tantos prejuicios a la hora de integrarse. Hay cosas que las ves y no pensás que pueden llegar a suceder", asegura.

Hogar de permanencia

APAD, en conjunto con el Club 24 de Abril, se encuentra construyendo un hogar de permanencia con el objetivo de brindar contención terapéutica y residencia permanente a 18 personas con discapacidades mentales y/o motoras que tengan dificultades para vivir con sus familias.

"La obra está bastante avanzada y en la actualidad se encuentra en etapa la construcción de pisos de losa radiante. Estimamos que durante la segunda semana de octubre llevaremos a cabo la Jornada del Metro de Cerámico, con la colaboración de la Radio LU 24", comenta la vicedirectora de Caminemos Juntos.

Agustina Seoane afirma que "la comunidad necesita un hogar de permanencia porque, por ejemplo, hoy hay varios de los concurrentes que presentan problemas familiares, tales como envejecimiento o muerte de los padres y/o agravamiento de sus cuadros patológicos; los cuales se pueden intensificar con el paso del tiempo, tornándose menos controlables. Estas circunstancias ameritan su internación en un hogar de permanencia. Sin embargo, ni en Tres Arroyos ni en la zona circundante existe una entidad abocada a tal fin".

Respecto a la concreción de la obra, manifestó: "Tenemos la esperanza de que comience a funcionar lo antes posible. Dependemos mucho de la ayuda de la comunidad y del Gobierno, porque es mucha plata la que tienen que invertir en esta construcción".

Además, explicó que "la idea es construir algo digno para vivir, darle una buena calidad de vida y darle un buen abordaje terapéutico, por ello, además de las habitaciones (que van a dar cobijo a l8 personas), también se va a construir un consultorio y una enfermería.

Hoy Feria de Ciencias

Como parte de los festejos por los 15 años de Caminemos Juntos, los concurrentes a la institución hoy, a partir de las 10.30, van a exponer los trabajos realizados en los distintos talleres a los que asisten.

Para concluir, Agustina Seoane agradeció a "los donantes regulares, a los colaboradores de la institución, al Club 24 de Abril y a todos nuestros socios". Asimismo, invitó a quienes quieran colaborar a que concurran a la sede, que funciona en Deán Funes 885 o que se comuniquen por teléfono al 431848 o por mail a la siguiente dirección: centrodedia@eternet.cc.

Comentá la nota