Cameco: Hay una voracidad fiscal desmedida

La Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios evaluó, en comisión directiva, los alcances de las medidas que se están tomando en difentes ámbitos en los últimos tiempos y formuló una dura crítica contra la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) "que ha implementado el pago de anticipo en el impuesto a los Ingresos Brutos, lo que mnifiesta una voracidad fiscal desmedida", señalaron desde la entidad.
Juan Antonio Gutierrez, presidente, Héctor Dominguez y Guido Dalia, vicepresidentes, resaltaron que "como consecuencia de la crisis, en todo el mundo los gobiernos estan implementando medidas referidas a la diminución de impuestos y tasas de interés, como forma de mantener la operatoria de las empresas productivas y fomentar la demanda. Sin embargo acá parece que las decisiones se toman al revés de la lógica. A nivel nacional, la moratoria y el blanqueo no son medidas destinadas a favorecer el consumo, por cuanto están destinadas a incrementar la recaudación fiscal, lo cual detrae fondos de plaza, y por ende dificulta la posibilidad de consumir. Y el mayor desatino se da en la provincia: con absoluta regresividad y en lugar de diferir el pago de impuestos - tal cual lo hemos solicitado diferentes instituciones- el ARBA implementa el pago de anticipo en el Impuesto a los Ingresos Brutos".

En el mismo sentido, calificaron la decisión de "disparate desde el punto de vista técnico legal" y resaltaron que "el Consejo Profesional de Ciencias Económicas local también opina que la medida es inadecuada". Por eso, Gutierrez y Dominguez explicaron que "se constituye en una nueva expoliación a los sufridos contribuyentes".

Cabe mencionar que a quien opera cuenta corriente bancaria, las entidades financieras le retienen obligadamente un porcentaje de los depósitos y extracciones en concepto de percepción de Ingresos Brutos. Además de las retenciones que le efectúan los clientes en sus pagos. Al respecto, describieron que "todo esto no puede menos que generar saldos a favor en el impuesto, cuya devolución es, por lo menos, de dudosa implementación".

Desde la entidad dijeron que "según noticias del ámbito económico es probable que la Provincia de Buenos Aires cierre el año con un déficit cercano a los cinco mil millones de pesos ( unos mil quinientos millones de dólares)", por cuanto "es de esperar que crezca la presión sobre los contribuyentes, algo que no se corresponde con una política prudente en función de la crisis cuyo efecto se sentirá cada vez con mayor fuerza.

Comentá la nota