Cameco y la tasa de desocupación que sacude a Mar del Plata

Desde la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (CAMECO) se elaboró un trabajo de análisis local, a raíz del reciente anuncio sobre la tasa de desocupación en la ciudad (14,4%) y que se han escuchado múltiples opiniones que van desde adjudicarle a este guarismo una visión catastrófica hasta minimizarlo.

El texto de CAMECO dice así:

No hemos visto que casi nadie se tome la molestia de analizar las cifras y las series históricas. Si lo hacemos, nos encontraremos con grandes sorpresas y enigmas estadísticos, que llevan a pensar en la confiabilidad escasa del INDEC o en algún fenómeno que la economía marplatense tiene en exclusividad.

Estas cifras parten de una elaboración que tiene en cuenta varios parámetros:

1) La tasa de actividad. Representada por el porcentaje de la población económicamente activa

2) La tasa de empleo. Representada por el porcentaje de los que tienen trabajo sobre el total de la población.

3) La tasa de desempleo. Es la diferencia entre la cantidad de habitantes económicamente activos, menos los que tienen empleo, que daría el número de desempleados, calculándose el porcentaje de desempleados sobre los económicamente activos.

La TASA DE ACTIVIDAD: debería estar relacionada con la composición poblacional. Tendría que ser mas ó menos estable por ciudad y no presentar grandes diferencias en todo el país.

PRIMERA SORPRESA: La tasa promedio es de alrededor del 44% y Mar del Plata en el último trimestre tuvo 49,1%. Fue el tercer aglomerado urbano (solo superado por Ciudad de Bs.As. y Río Gallegos).

Ahora bien: ¿nosotros tenemos una composición poblacional de ciudad "joven" y consecuentemente población económicamente activa alta? No. Por el contrario, cuando la media de jubilados y pensionados es del 10% , Mar del Plata tiene el 17%.

SEGUNDA SORPRESA: En el primer trimestre de 2009 esta tasa fue del 44,3% - ahora 49,1%- En consecuencia, y de acuerdo al INDEC, en nuestra ciudad se agregaron al mercado laboral 30.000 personas en un trimestre pero manteniendo los que eran económicamente activos en el primer trimestre. O sea que ó sufrimos una invasión de gente con ganas de trabajar, ó se nos transformaron en trabajadores de golpe un montón de conciudadanos.

Sin embargo el INDEC no contabiliza un aumento de población con lo cual, si eso se produce por esta causa, esta mal la base de calculo.

Desde que se dispone de información trimestral, en nuestra ciudad tradicionalmente la tasa de actividad disminuye en el 2º trimestre.

La TASA DE EMPLEO: Normalmente Mar del Plata tiene alguna estacionalidad en estas tasas. De acuerdo a la serie histórica, las mas flojas son el 2º trimestre - la de las cifras que se conocieron- y el 4º.

TERCERA SORPRESA: La de este 2º trimestre/09 fue del 42%. Pero la del 1º trimestre/09 (en plena temporada y con mayor ocupación siempre) fue del 40,4%!!

Consecuentemente - siempre según el INDEC - en los meses de Abril/Mayo /Junio hubo 10.000 personas ocupadas mas que de Enero a Marzo. Esto sí que es difícil de explicar.

La TASA DE DESOCUPACIÓN :

CUARTA SORPRESA: De acuerdo al INDEC en el 1º trimestre/09 tuvimos 8,7 % de desocupados. Pero en el 2º (con 10.000 ocupados más) la tasa trepa al 14,4%.

Para establecer una comparación, San Luis, que tiene 41,9 % de ocupación (Mar del Plata 42%) tiene SOLO el 1,9% de desempleo.

CONCLUSIONES. Todo esta incoherencia en las cifras y series históricas predisponen a pensar en errores metodológicos y/o de relevamiento. Las estadísticas - cuando tienen métodos y aplicaciones homogéneas- son una disciplina muy exacta y poco propensa a las variaciones inexplicables.

La otra posibilidad - que Mar del Plata sufrió en el 2º semestre una invasión de gente que busca trabajo- es de menor probabilidad en atención a lo siguiente:

No se produce en casi ninguna de las series históricas.

Para que aumente la población económicamente activa en 30.000 personas, el aumento total poblacional debió rondar las 60.000 personas (grupo familiar).

Esta teoría fue esbozada por el Secretario de la Producción, que acertadamente advirtió el desfasaje. Pero no se corresponde con las cifras del INDEC, que no computa mas que un incremento poblacional vegetativo.

Aún suponiendo que este incremento se hubiera producido. están mal las cifras de base (Población) con lo cual todos los otros porcentajes varían.

El único hecho que podría ameritar la llegada de un gran contingente de gente buscando trabajo en el segundo semestre, son los estudiantes universitarios que llegan de otras localidades.

Pero no en esa significación, por cuanto muchos de estos jóvenes no trabajan, y su número tradicionalmente se compensa con el de los trabajadores de temporada que abandonan la ciudad, como por ejemplo los trabajadores gastronómicos que se desplazan a otras localidades (Termas de Río Hondo y otros destinos) para la temporada de invierno.

Las cifras mal elaboradas dan pié a que algunas opiniones se desbarranquen y anuncien cuestiones del tipo "se destruyeron 30.000 puestos de trabajo en la ciudad". Obviamente un completo disparate.

Comentá la nota