Cameco pide ordenar la caótica situación de los vendedores ambulantes

Desde la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (CAMECO) destacaron como una "buena iniciativa" la instalación de los "nuevos y prolijos puestos en la zona de Varese", para que los artesanos desarrollen su actividad pero resaltaron que "la venta callejera –conocida como "ambulante" aunque se desarrolle en lugares fijos- es "caótica" y por eso están trabajando en una propuesta de "cinco puntos clave para el ordenamiento del comercio en la ciudad".
Al respecto, Juan Antonio Gutiérrez y Héctor Domínguez, presidente y vicepresidente de la entidad resaltaron que "es bueno que comience a ordenarse" y remarcaron que "en la Argentina hay ejemplos buenos y a imitar, como en el caso de Salta Capital donde se ha ordenado a esta actividad en zona cercana a la estación de trenes, constituyendo un atractivo turístico para la gente que llega en las excursiones tipo City Tour". En ese sentido, consideraron que "hay que imitar lo positivo".

Para CAMECO, el comercio callejero en Mar del Plata debe ser organizado en base a pautas claras:

* Determinación de lugares donde pueda ser ejercido, con infraestructura adecuada que no agreda el entorno. Estos lugares nunca deberán ser veredas de calles comerciales ó de lugares con alta circulación de transeúntes y no debe ser admitida la venta de productos a los conductores de vehículos en circulación.

* Determinar la cantidad máxima de puestos que puedan desarrollar la actividad en función a la cifra de comercios comunes: una relación aceptable podría ser uno por cada veinte. Si en la ciudad existen unos 10.000 comercios legalmente instalados, la cantidad de puestos de venta callejera habilitables serían 500.

* Que en esos puestos únicamente se puedan comercializar artículos artesanales no comestibles elaborados por artesanos radicados en Mar del Plata y que sean atendidos por los mismos ó sus familiares directos.

* Que abonen un canon por el uso del espacio público. Que paguen los impuestos nacionales, provinciales y municipales que gravan las actividades comerciales.

* Que en estos centros esté expresamente prohibida la venta de artículos industrializados y se prohiba la venta de productos con marcas falsificadas.

Comentá la nota