Cambios de tendencia en la recaudación tributaria

A partir de los últimos meses del 2008, la recaudación comenzó a reflejar de manera clara la desaceleración de la actividad económica y de la inflación
Si bien los datos de recaudación tributaria nacional del mes de diciembre posibilitaron un crecimiento de casi el 35% para todo el año 2008, la mejor performance nominal anual observada desde el 2004, se hizo evidente un quiebre en la tendencia durante el último bimestre del año.

A partir de los últimos meses del 2008, la recaudación comenzó a reflejar de manera clara la desaceleración de la actividad económica y de la inflación, observándose una caída en el ritmo de crecimiento de la recaudación nominal interanual en el período noviembre- diciembre. Inclusive, la recaudación nominal del último bimestre del año resultó inferior a la registrada durante el bimestre septiembre-octubre, siendo que en el pasado reciente siempre se observó un crecimiento en términos nominales entre esos dos bimestres.

Veamos que ocurrió desagregando la recaudación:

n En primer lugar, se destacan los Derechos de Exportación como los tributos que mejor performance evidenciaron durante el año. Ahora bien, en términos nominales, los recursos recaudados por este derecho durante noviembre- diciembre del 2008 resultaron inferiores a los del mismo período de 2007. Evidentemente que en esta trayectoria fueron claves los altos precios de las commodities observados hasta mediados de año y su posterior desplome.

n Los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social también constituyeron un componente que mostró un importante crecimiento, siendo los únicos que no registraron una caída hacia fines de año. Aquí influyeron varios aspectos que marcaron un salto de nivel de estos ingresos respecto al año 2007. Durante 2009 tenderá a pasar algo similar, dada la incorporación de los aportes que antes los trabajadores formales realizaban a las AFJPs.

n Tributos como el IVA, Ganancias y Cheque, si bien tuvieron un crecimiento respetable, mostraron un desempeño inferior al promedio, y para el caso del primero, una desaceleración respecto al crecimiento observado durante el año 2007. El freno observado hacia fines de año es compartido también por estos tributos que se encuentran estrechamente ligados a los niveles de actividad económica y de precios, por lo que también reflejaron la desaceleración de ambas variables.

n Una cuestión importante a destacar es que la recaudación coparticipable, además de crecer menos que la recaudación total en 2008, lo hizo a una tasa también inferior a la registrada en 2007. Esta situación implicó un menor envío absoluto de fondos a las provincias en el último bimestre del año, cuestión que a varias les generó complicaciones financieras a la hora de afrontar los compromisos de gasto asumidos.

Analizando la estructura de financiamiento del Sector Público Nacional, se observa que hacia fines del 2008 habrían comenzado a perder participación los Derechos de Exportación. Por el contrario, Seguridad Social ostenta una mayor importancia en la estructura de financiamiento actual. Esta situación estaría anticipando una nueva estructura para 2009, caracterizada por una disminución en la importancia de los Derechos de Exportación y una cada vez mayor participación de los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social, acentuada por el nuevo flujo de ingresos que recibirá el gobierno por los aportes que anteriormente iban a las AFJPs.

En materia de recaudación por Derechos de Exportación, jugarán un rol clave los precios de las commodities, los volúmenes exportados y el tipo de cambio nominal, es decir el valor de las exportaciones sujeto a imposición. Realizando un simple ejercicio de referencia, puede decirse que si las alícuotas y los volúmenes físicos exportados en 2009 fueran los mismos de 2008, el impacto final en la recaudación dependerá del comportamiento que tengan los precios de las commodities y el tipo de cambio nominal peso-dólar. Suponiendo una caída en los precios internacionales del 30%, para que la recaudación en pesos de estos derechos no disminuya, el tipo de cambio debería aumentar en unos $1,40 con respecto al promedio del 2008, que fue de 3,16.

Como puede apreciarse, durante los últimos años ha sido muy dinámica la estructura de financiamiento del Gobierno. La característica esencial es que los cambios se han dado dentro de un contexto de permanente crecimiento de la recaudación por encima del incremento del PBI, lo que hace que hoy se tenga la mayor presión tributaria efectiva de los últimos años.

Comentá la nota