Cambios y ¿primeros escarceos internistas?

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

Esta página mantiene desde hace varias semanas la presunción de que no cabría esperar de Gustavo Pulti la decisión de cambios profundos en su equipo de gobierno, porque no cuadra con su costumbre de manejo tal manera de actuar.

Pero, fundamentalmente, porque sus integrantes habían ya superado con creces el intento estéril de ninguneo por parte de incesantes como fútiles agoreros opositores. Menos ahora, cuando al cabo dos años los supuestamente bisoños y desordenados funcionarios, si es que los necesitaban, ya hicieron ejercicio y acumularon la experiencia presuntamente indispensable para los que criados y enviciados en la politiquería parecen no entender el valor de la idoneidad y de la vocación de servir de los simples ciudadanos que no hacen de la política ni de sus estilos devaluados su modo de vivir.

Habrá sí cambios, pero en el rubro secretarías tal vez sólo el de José Cano si opta por hacerse cargo de su guardada concejalía, lo que obligaría a que su suplente en el Concejo, Santiago Bonifatti, pase a la Secretaría de la Descentralización y el Mejoramiento Administrativo o a una subsecretaría del área de Gobierno, lugar que también es pensado para el subsecretario de Coordinación, pese a que Adrián Alveolite se ha movido con solvencia entre las múltiples tareas de su actual cargo, donde sería riesgoso suplantarlo.

Lo más novedoso y pertinente se da en Desarrollo Social donde Fefe Gauna recibiría el aporte en una subsecretaría que se ocuparía de coordinar en el área de la "inclusión social". En algún descuido un alto funcionario creyendo que el periodista ya lo sabía deslizó el nombre de Alejandra Urdampilleta, la ex delegada del PAMI y hoy alta funcionaria nacional de ese organismo. No falta alguno que de tanto en tanto desliza entre amigos y a veces entre periodistas que "está cansado y quisiera irse", en una de ésas Pulti le da el gusto y hay uno que paga dos pesos.

¿Internas en el Concejo?

Habiendo concejales y para colmo de distinto pelaje que en este ámbito circulen versiones muchas veces cruzadas no es insólito. La más extraña vincula a Eduardo Pezzati, ya decidido a declinar el sueldo en la presidencia del Consorcio Portuario para asumir de concejal, con la posibilidad de una fuerte reacción radical tendiente a frustrarle esa posibilidad. La operación cuya matriz se atribuye -quizás sólo por su historia de creador de embrollos- al Ruso Katz y conectaría con un segundo logro, dicen las garrulerías cafeteriles, esta vez con datos que provienen de amigos de la gestión actual. La eventual caída de Pezzati beneficiaría a un sector interno que ha comenzado a mostrar incipientes pero detectables apetitos con vistas al 2011 y con supuestos padrinos a la vista. Muy complicado todo, pero en materia de andanzas desestabilizadoras que no de gestiones útiles, se le conocen varias al "Jaimito" y el "beneficiado", sería viejo amigo de otros tiempos. Raro, pero de rarezas está sembrado el camino de tanto político ascendente y por lo menos a título de inventario quede registrado.

En el HCD ojalá lleguen a buen término las engorrosas discusiones que versan sobre las nuevas "locaciones". Luchessi y Arroyo no quieren estar en el mismo piso. Y los radicales no lo quieren a éste en el suyo porque anhelan reservarlo para ellos. Aunque lo admitirían a Diego Gastiarena que, sin hacerlo público, vaticinan que estaría al caer como ya cayó "Tato" Serebrinsky, aunque el "Cuto" Moreno todavía es fuerte y oportuno rodrigón kirchnerista. Los más optimistas recuerdan que "Tato" fue hasta la última hora el más kirchnerista de todos los kirchnerismos.

Ansiosa, sin ínfulas, pero con firmeza que no deja dudas -para aventar conversaciones palaciegas que la ubican influenciada por el Katz chico-, se mueve la futura jefa del bloque, Vilma Baragiola. Anticipa una oposición sin concesiones, pero lejos de la obstrucción como sistema.

Con tardías y calmas nostalgias se los ve por estas horas a Juan D. Fernández y a Juan Carlos Cordeu, pero el ceño no les deja disimular el momento a Viviana Roca, a Walter Malagutti y sobre todo a Ricardo Alonso...

Hasta Matías Alé....

Terminaba "Manino" Iriart de hablar de los valores de la familia, de su fortalecimiento y de la inmensa y muy evidente tarea que cumple el Cefil, el organismo político que se mueve muy estrechamente con Daniel Scioli, cuando a alguien se le ocurrió que subiera al escenario Matías Alé. Paveó, su especialidad; bailó y luego, cuando muchos temblaban ante la posibilidad de de que anduviera cerca Zulma Lobato, el bizarro hombre del espectáculo se bajó y se dedicó a incentivar el cholulismo que tanto mal le hace a la cultura popular, firmando autógrafos y sacándose fotos con honradísimas nenas y sus mamás...

Por lo demás maravillosa organización con más de 500 voluntarios, ligados al Cefil, que trabaja intensamente en los barrios, ligado con instituciones y ONG, articulando servicios, subsidios y contención. Unas 3000 personas -no hubo micros de arreo de gente- gustaron de un asado con cuero con motivo del festejo del quinto aniversario de la impuesta entidad que es manejada por jóvenes. También estuvieron otros conocidos y famosos con trayectoria ejemplar en su "metier" como Enrique Bochini, Carlos Tapia y la gente del Club Unión de nuestra ciudad, galardonado en la ocasión.

Aparece "la Güemes"

Para dar fe no sólo del optimismo sino de la militancia como testimonio de lucha por ideales que van más allá de una derrota, sale a la palestra una nueva agrupación peronista que se vincula con el gobierno. Se trata de la Agrupación Güemes constituida en su inicio por diversos sectores casi todos vinculados a la gestión y a la militancia junto a organizaciones populares. El lanzamiento será en el Club Atlanta y le aseguraron a Néstor Kirchner para comprometer su presencia que no habrá menos de 2 mil personas.

El será el orador central y el que iniciará el acto, el actual titular del PAMI, Gustavo De Césaris. Una pista que parece indicar la necesidad de poner distancia con Graciela Ocaña.

¿Dónde se meterán?

Cada vez que viene la presidenta Cristina todo el mundo sabe que encontrará a los funcionarios municipales como corresponde, a Trujillo y sus agradecidos -siempre trae trabajo- muchachos de la Uocra; funcionarios provinciales y nacionales como Eduardo Niella, Gerardo Pino y otros pocos, gente del PAMI, concejales como Verónica Beresiarte y Carlos Filippini. Tampoco el presidente del PJ Juan D. Novero y demás integrantes de la conducción, salvo Ariel Greco. No se vio ningún integrante de la agrupación de Carlos Cheppi sí a Adela Segarra, no en el avión pero presente con su agrupación. Nunca un Pepe San Martín infaltable cuando vienen el Momo Venegas, Duhalde, etc. Tampoco diputados como Juan Garivoto, Daniel Rodríguez y otros muchos que en política se prendieron de sus faldas. Gustavo Pulti, fiel como siempre, está y algo cosecha para la ciudad y los vecinos de ella. Esta vez fue el llamado a licitación para las obras del predio de disposición final de residuos. No se quedó la Jefa de Estado para el comienzo, por la tarde, pero sí Daniel Scioli, de la monumental Cuarta Colectora Máxima, presupuestada en 80 millones de pesos y que constituirá a Mar del Plata en la ciudad con mayor proporción de habitantes asistidos por servicios de cloacas: más del 90 por ciento . Y los 300 operarios requeridos para los dos próximos años.

¿A estas alturas alguien recordará como hinchaba el Ruso Katz con los temas de "la agenda permanente de Mar del Plata"?... Ah, sí..., el Emisario Submarino, la Cloaca Máxima, la Estación Ferroautomotora, el predio final de disposición de residuos. De pavimentos ni de alumbrados no se hablaba siquiera... De todo eso que él guitarreaba pero ni siquiera gestionó debidamente en 6 años como para que se iniciara por lo menos la papelería, hoy ya se ven los comienzos y algo más. Tal vez por eso ahora Pulti inicie otra etapa con mayoría propia...

Comentá la nota