Los cambios a la ley previsional serán en 2010

"Debemos tomar definiciones en el menor tiempo posible", dijo Peralta. Aunque esos tiempos estarán marcados por los consensos que se vayan logrando. Dijo que el 2010 es un buen año para avanzar en los cambios. La edad y la no transferencia de la Caja son los únicos dos puntos "inamovibles" en esa discusión.
El gobernador Daniel Peralta puso ayer en funciones a Carlos Marsicano como vocal por el Poder Ejectivo en la Caja de Previsión Social. En ese marco, en el discurso de puesta en funciones, el mandatario volvió a ratificar la vocación de construir consensos en la certeza de que la ley previsional debe ser modificada para dar "viabilidad y sustentabilidad al sistema para los próximos 20 años".

Peralta resaltó que la incorporación de Marsicano a la CPS se debe a que es "un hombre que ustedes saben que conoce muy bien cómo piensa el interior de nuestra provincia, que fue legislador por Puerto Deseado, pero además un hombre comprometido con la realidad política e institucional de Santa Cruz que siempre ha mantenido una actitud coherente, tanto en la política interna como en su visión de provincia, que es una visión que todos tenemos, el entendimiento de que somos gobierno para todos los santacruceños, en una mirada integral, que es abarcativa, en la que la experiencia, la capacidad de trabajo, la necesidad de estar sobre todos y cada uno de los temas desde aquel jubilado que viene o aquel activo que presenta su inquietud en esta Caja".

En ese contexto el gobernador hizo hincapié en que "el directorio de la Caja, su presidente, los vocales por el Ejecutivo, la señora vocal por los pasivos, se encuentran avocados todos, salvaguardando sus individualidades y las representaciones de sus sectores, en una tarea que no es fácil, que no es simple, que es una tarea que implica mucho compromiso y que implica además pensar en las futuras generaciones lo cual no es nada fácil en estos tiempos".

En una rueda de prensa en forma posterior y ante la pregunta de La Opinión Austral sobre los plazos para estos cambios, Peralta indicó que "hay que hacerlo lo más rápido posible" al tiempo que remarcó que "debemos empezar a tomar definiciones en el tiempo más corto, pero ese tiempo será marcado por las conversaciones que se vayan realizando con los gremios y distintos sectores" sostuvo.

El mandatario indicó que "habrá algunos puntos en los que se esté mayoritariamente de acuerdo, otros que no, otros que a medias, son cosas para ir viendo y construyendo consensos" indicó.

El debate de la Caja recién comienza con las ruedas de consulta que encara Marcial Cané, ahora secundado por Carlos Marsicano. Luego de eso se deberá realizar un anteproyecto el que deberá ser enviado a la Cámara de Diputados para su análisis y aprobación. "Este año ya le queda muy poco al período ordinario legislativo, así que todo esto se dará en el año 2010, que nos parece será un año muy importante en muchos aspectos y este no pude dejar de ser uno de esos".

En ese marco Peralta volvió a ratificar que la edad y la no transferencia son la base sobre la que arranca la discusión sin que esto se modifique "de ahí no nos movemos, tenemos claro que eso no modifica la ecuación de la viabilidad de la Caja, con lo cual esos dos puntos los damos por inamovibles", aunque reconoció que "hay muchas variables que se pueden modificar, por lo que esperamos poder arribar a los consensos necesarios con los sindicatos y los pasivos para comenzar a poner en carpeta estas modificaciones".

Para el gobernador, la importancia del debate sobre la CPS "no tiene en cuenta si el que se jubila es radical o peronista, sino que estamos hablando de cuál va a ser su futuro, luego que se jubile del Estado, nos parece importante que el debate no esté impregnado por lo ideológico, lo que tiene que haber acá es un debate práctico de cómo damos viabilidad la Caja" señaló.

Recordó que "la Caja es un organismo del Estado y al estar el Estado sujeto a los vaivenes macroeconómicos de lo que pasa en la provincia, el país y en el mundo, se debe tener un salvaguarda importante para evitar que el sistema no pueda ser afectado en estas contingencias que pueden ocurrir".

Que el 2010 no sea un año electoral otorga más tranquilidad para el debate, reconoció el gobernador al ratificar que será el próximo año "el" año para los cambios en el sistema. Pero acotó que "acá no se trata de cuantos votos se ganen o se pierdan, sino que dentro de 20 años no nos vengan a reclamar a los que hoy somos gobernantes los jubilados que no puedan cobrar sus haberes, esa es la visión de largo plazo que se debe tener cuando se discute un sistema como este"

Trabajar en consensos

El flamante vocal es Carlos Marsicano, fue diputado por el Pueblo de Puerto Deseado por dos períodos, hasta el 10 de diciembre de 2007. El gobernador destacó su personalidad y figura política a la hora de ponerlo en funciones. Abordado por la prensa local, Marsicano reconoció que los cambios que se deben asumir son "importantes, no sólo para el Estado sino para el sector activo, uno tiene que tener en cuenta que además de jubilarse tiene que poder cobrar su jubilación" indicó.

Sostuvo que llega a la CPS para "aportar nuestro grano de arena, venimos siguiendo de cerca el tema previsional, tuve una charla con el gobernador para saber cuál es su idea sobre el tema".

Para el funcionario "es necesario que los cambios se hagan con los gremios, con los trabajadores, que en definitiva es el dueño de la Caja, el gobernador lo ha dicho muchas veces, tenemos que hacernos cargo de este déficit y entre todos seguramente vamos a encontrar la mejor solución".

Finalmente dijo que "en la medida que se vayan haciendo acuerdos sobre modificaciones, se pude ir avanzando, porque hay que recordar que las proyecciones a futuro marcan que cuanto antes se puedan hacer modificaciones es mejor, pero ese apuro no implica que no se trabaje en consenso y sobre todo hacer un sistema sustentable en el tiempo" concluyó.

Comentá la nota