Cambios en Justicia: Alak desplazó a Débora Cohen de la IGJ

El flamante ministro de Justicia, Julio Alak, comenzó a hacer cambios de peso en los organismos de su órbita y le aceptó la "renuncia" a la de inspectora general de la Inspección General de Justicia (IGJ), la albertista Debora Cohen, dando muestras de que se viene una limpieza política en diferentes áreas del ministerio.
En la resolución 16/09, que fue firmada el martes por la noche y que en las próximas horas se publicará en el Boletín Oficial, Alak desplaza a Débora Cohen y deja en el cargo al actual subinspector del organismo, Dr. Marcelo Mamberi.

Cohen llegó a la titularidad de la IGJ en noviembre de 2006 de la mano de Alberto Fernández, con quien la ahora ex funcionaria mantiene una estrecha relación desde hace años. El entonces ministro de Justicia Alberto Iribarne le encomendó la reorganización de la IGJ que estaba a cargo interinamente de Hugo Rossi quien marcó una continuidad en la revolución normativa que había inaugurado Ricardo Nissen.

Su gestión se basó en una remodelación administrativa y en revolucionar digitalmente al organismo, algo que sus antecesores dejaron pendiente por haberse centrado más en el endurecimiento de las normas de la IGJ hacia las empresas. De hecho, durante la gestión de Cohen se digitalizaron 20 años de los libros protocolares, se implementaron los formularios web y se modernizó la mesa de entrada para cambiar la atención con lo que se logró, según coinciden los abogados, acelerar los tiempos administrativos del organismo.

En 2008 Cohen firmó la resolución más mediática de su gestión cuando anuló las elecciones que llevaron a la presidencia de Boca a Pedro Pompillo haciendo lugar a una denuncia de la oposición xeneize que argumentaba que el entonces delfín de Macri en Boca no había presentado los avales correspondientes al estatuto del club para ejercer el cargo. La medida obligó a Macri, quien ya era Jefe de Gobierno porteño, a reasumir en Boca y llamar nuevamente a comicios en el club.

Desde los diferentes sectores admiten que la salida de Cohen tiene que ver a su cercanía con Alberto Fernández, quien parece haberse convertido en el traidor de turno dentro de las filas kirchneristas. La ahora ex inspectora había tenido buena relación con Anibal Fernández durante su reciente paso por Justicia, pero ni el propio jefe de Gabinete pudo mediar para evitar los cambios dando muestras que es una decisión firme ira pasándoles factura a los albertistas por los dichos del ex escudero del matrimonio presidencial.

Comentá la nota