Hay cambios en Hacienda y la secretaría privada de Zúccaro

Daniel Ondarza y Graciela Odato pidieron licencia, pero los rumores indican que no volverán. No hay nombres para sus reemplazos. Ayer el jefe comunal habló del tema y justificó ambas situaciones. Podría haber más retoques al organigrama municipal.

La meseta informativa en la que había entrado la realidad política local se vio sacudida en las últimas horas con dos datos periodísticos que fueron, horas después, confirmados por el intendente Humberto Zúccaro.

El histórico secretario de Hacienda del Municipio, Daniel Ondarza, y la titular de la secretaría privada municipal pidieron sendas licencias, aduciendo cuestiones diferentes pero apelando a un recurso ya utilizado.

Cabe recordar en este sentido que con la misma "licencia" se fueron de la Comuna la ex titular de Obras Públicas, Laura Anechinni, Oscar Salom de Medio Ambiente, Miriam Emilianovich, en Planeamiento, y el ex jefe de Gabinete, Osvaldo Pugliese.

La historia se repite y el turno fue ahora para Daniel Ondarza. No obstante las justificaciones oficiales giran en torno al estado de salud del funcionario, que meses atrás estuvo internado en el Hospital Austral con una severa complicación cardiaca.

"Si. Justamente, por razones personales, Daniel Ondarza me pidió licencia desde el lunes", dijo Zúccaro ni bien fue consultado por este medio en torno a la licencia que regirá desde el lunes.

Incluso el Intendente se animó a hablar del estado de salud del titular de la cartera de Hacienda en torno a la pregunta periodística sobre el regreso de Ondarza a la actividad pública.

"Hay que ver cómo evoluciona su salud. Hay que recordar que él tuvo un infarto de miocardio hace poco, por lo que no está claro si va a poder seguir con su actividad cotidiana", dijo Zúccaro. Luego completó: "Él está recibiendo atención en el Austral, pero hasta donde se le recomendaron llevar una vida más calma y menos estresante".

Según palabras del Intendente, "aún no se piensa en reemplazantes", y adelantó que "se seguirá trabajando de la misma manera que hasta ahora".

También Odato

Dentro de las novedades que se conocieron en las últimas horas en torno al tema de las licencias, Zúccaro reconoció que Graciela Odato, titular de la secretaría privada del Intendente, también decidió alejarse de la función pública por unos días.

En ese sentido el mandatario evitó dar precisiones y limitó los comentarios a justificar el pedido de licencia "por cuestiones personales y familiares". Sin embargo aclaró que la relación con la familia Odato "está intacta".

Incluso hubo un cortocircuito con un periodista que pretendió conocer el entretelón de la salida de la funcionaria. Luego, con más paciencia y menos apuro, Zúccaro repitió que la salida obedece a "cuestiones personales".

Dentro de este panorama y sumado a las licencias de Daniel Ondarza y Graciela Odato, no se descarta que se produzcan más modificaciones dentro del organigrama del Gobierno.

En ese sentido trascendió que habría funcionarios que podrían cambiar de órbita, para pasar a depender de un área distinta a la que revisten funciones, aunque seguirían perteneciendo al staff oficial de la Comuna.

Incluso el rumor pone en escena a la mentada "secretaría política", una idea que estaría rondando la cabeza de Zúccaro pero que hasta ahora no se cristalizó, pero que podría tomar forma antes de fin de año.

Algo similar ocurre con la oficina de diálogo gremial, un espacio prometido por el jefe comunal para atender el vínculo de los sindicatos locales con el Municipio y con los trabajadores de Pilar.

Balance positivo

Concluyó esta semana la ronda de diálogo político alentada por Zúccaro, y ayer el Intendente realizó el primer balance de esta serie de contactos, al que calificó de "positivo".

"El balance es positivo, ya que, del diálogo se pueden poner en marcha proyectos concretos", dijo el jefe comunal, aunque luego sacudió con una declaración claramente política.

"Los proyectos deben ser de acuerdo a las necesidades de la gente y no a los proyectos personales de los que, desde la oposición, quieren ser candidatos", remarcó el mandatario, dejando claro que las decisiones de fondo se toman en su escritorio.

"Hoy tiene que haber la madurez suficiente para que se dé una apertura del Departamento Ejecutivo, para implementar proyectos de cara a las necesidades de la gente", cerró Zúccaro en torno a esta cuestión.

Comentá la nota