Cambios en el Gobierno: Migliozzi e Iris Lima ya tienen fecha para irse

Abandonarán sus cargos antes de Navidad. Las internas en el gobierno por la sucesión, y los "huecos" del gabinete
El recambio de ministros ya se discute abiertamente en el gabinete de Celso Jaque e incluso tendría, según fuentes del propio Poder Ejecutivo, fecha: antes de fin de mes.

“Puede ser el regalo de navidad”, comentan con ironía en la Casa de Gobierno. El regalo para algunos allegados a Jaque serían las renuncias del ministro de la Producción, Guillermo Migliozi; y de la directora General de Escuelas, Iris Lima; las dos figuras más cuestionadas en la grilla oficial de funcionarios.

El anticipo oficial incluye la posibilidad de que haya más renuncias. Aparece por allí otro nombre que no es nuevo a la hora de las especulaciones de este tipo: Sergio Saracco, ministro de Salud y hasta ahora protagonista de más revueltas internas en su cartera que de hechos auspiciosos para el sistema sanitario local. Sin embargo, las fuentes consideran improbable su remoción, ya que no habría figuras para remplazarlo.

Eso sí, las idas de Migliozi y Lima forzarían otros cambios, ya que en el gabinete se produciría una “reabsorción”: funcionarios que se desempeñan en otras áreas, pasarían a ocupar los ministerios vacantes.

Es que a la gestión de Celso Jaque hasta aquí nunca le sobraron aspirantes a ministros ni mentes brillantes con interés de asumir el desafío. En los dos cambios de ministros que hubo hasta ahora, a uno de los nuevos ministros lo impuso la interna del PJ (Carlos Ciurca en la cartera de Seguridad) y el otro era casi el único dirigente interesado en calzarse el traje (Mario Adaro, ministro de Gobierno). Encima, la sangría ha sido grande: cerca de cincuenta funcionarios a lo largo del primer año de gestión.

Por esta y otras razones, en la ronda de nombres que está instalada respecto de las carteras de Producción y Escuelas, hay uno solo que suena con fuerzas. Guillermo Carmona, actual secretario de Medio Ambiente, ocuparía el lugar de Iris Lima al frente del Gobierno Escolar de la provincia.

Prueba de la sequía: Carmona era el otro candidato al Ministerio de Gobierno, después del portazo de Juan Marchena.

Por qué se van

[Migliozzi-portada]

La ida de Migliozzi es desde varias semanas un rumor extendido en el oficialismo. Se potenció más que nada a partir de la crisis del damasco y por los bajos precios de la fruta mendocina, situación en la cual, desde los productores hasta un intendente opositor tuvieron fuertes cruces con el funcionario y lo acusaron de haber cometido errores de gestión. “Se tiene que ir”, sentenció el demócrata Jorge Difonso”, intendente de San Carlos, después de una reunión por el problema de la fruta, realizada la semana pasada, que terminó muy mal.

[Iris lima P]

Por su parte, Lima es la ministra que más cuestionamientos ha acumulado desde que asumió. Y por diversos temas: desde la anécdota del uso del auto oficial para viajes personales, hasta la gran polémica por la eliminación de los globales, pasando por el hecho de terminar el 2008 sin el mínimo de días de clase estipulados por ley y su pésima relación con el SUTE.

A estos hechos se le sumó esta semana la denuncia opositora de que hay maestros mendocinos que han cobrado sueldos de 30.000 pesos por mes. De comprobarse esto (por ahora la DGE no lo ha desmentido), sería la frutilla de torta para una gestión que se ha caracterizado por los problemas administrativos y los errores en las liquidaciones del personal.

El empujoncito final para los dos ministros de Jaque lo puede haber dado este sábado el cobismo, con la aprobación de un documento que destaca los errores en estas áreas y otras del Ejecutivo. Los cobistas señalaron que Mendoza será este año “una de las provincias con menos días de clase dictadas”.

Y le pegaron duro también a Migliozzi: lo acusaron de no haber planificado la gestión y de mostrar “ignorancia” a la hora de formar los precios que se les pagan a los productores por la producción frutícola.

Algunas reacciones oficiales demostraron, a su vez, por qué el destino de los ministros al borde del despido está marcado. Si bien no hubo respuesta oficial al documento del cobismo, algunos se disponían a rebatir algunas denuncias, como el supuesto retroceso en las políticas sociales. En cambio, no se escuchó, al menos a lo largo de esta jornada, que vaya a existir una defensa de los frágiles jefes de Producción y de Escuelas.

El documento cobista marcó el comienzo de una etapa electoral en la que los errores de gestión se podrían pagar con la derrota en las urnas. Por eso abiertamente el Ejecutivo habla ahora de cambios.

El factor Jaque

Aunque los nombres de quienes renunciarán no son puestos en duda, las fuentes oficiales no se animan a asegurar cuando tomara la decisión el gobernador. “Eso es algo que saben Jaque y el Perruco Leiva; ni siquiera el Chiqui Cazabán está al tanto”, reveló una fuente.

Además, hay un antecedente de lo extraño que suele actuar el gobernador en estos temas: a pesar de que Adaro era número puesto para el Ministerio de Gobierno apenas renunció Marchena, el gobernador se tomó varias semanas para confirmar la decisión.

Pero que Jaque tenga sus tiempos, no significa que algunos se priven de meter presión para que tome esta decisión cuanto antes.

Por eso en el entorno del gobernador hay quienes están recomendando hacer los cambios antes de enero.

Es que la meseta del mes de vacaciones serviría para darle tiempo a los que llegarán de acomodarse en sus puestos y planificar acciones para encarar un año que será, por diversas razones, muy complejo para el Gobierno provincial.

Comentá la nota