Cambios en el gabinete Hubo sorpresas en algunos nombramientos en el Ejecutivo

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá dio a conocer anoche los nombres de los ministros y funcionarios que fueron confirmados y también a los que se las ha aceptado su renuncia. Hubo algunas sorpresas y otros cambios que eran largamente esperados. También se produjeron algunos enroques, como el de Adrián Garraza, que "no sabía nada de Estadísticas y aprendió", según el mandatario y ahora está seguro que también aprenderá en Salud Pública. Esperamos que nadie muera en el camino, porque equivocarse en un número, puede significar una crítica, pero en una decisión mal tomada en esa área, puede comprometer una vida.
Los flamantes funcionarios jurarán hoy su cargo al mediodía en la Casa de Gobierno y se darán a conocer los nombres que faltan en el tablero ministerial.

Entre los cambios inesperados está el del ministro de Hacienda, Alberto Pérez, un "histórico" en el área de las finanzas, quien será reemplazada por quien alguna vez fuera su vice ministra Teresa Nigra, que deja el ministerio de Salud, que a su vez será conducido por Adrian Garraza, que viene de hacer "una excelente gestión en la Dirección de Estadísticas y Censos", indicó el mandatario al hacer los anuncios.

Un número puesto a la hora de aceptar las renuncias fue el del coronel retirado Guillermo López, a quien Rodríguez Saá defendió su gestión y se mostró molesto por que fue "discriminado por su condición de militar". Pero, a la hora de las sorpresas, el nombre de su reemplazante fue también motivo de asombro, ya que Daniel Poder, el hombre que es concejal en Juana Koslay, pero también es director periodístico del diario de su propiedad, ocupará esa cartera que para muchos es una brasa ardiente.

El gobernador ratificó a la plana mayor de la Policía Puntana y del Servicio Penitenciario, pero dejó abierta la posibilidad de que Poder, una vez asumido, realice cambios en ambos organismos.

En ese ministerio también se fue su coordinadora, Mónica Garcetti, y no se hizo alusión a quien la reemplazará, decisión que seguramente correrá por cuenta del nuevo titular de Seguidad.

Otro que había conseguido todas las nominaciones para irse, fue el ministro Facundo Santarone, que no pudo hacer los cambios necesarios en Transporte. Néstor Ordoñez, el coordinador ministerial, que venia sobreviviendo de gestiones anteriores, pero que era cuestionado por los conocedores de la problemática, también debió dejar su cargo. El lugar será ocupado por la Dra. Scivetti.

Silvia Sosa Araujo quedó ratificada en un puesto clave como es de la Secretaría General, Legal y Técnica y en las áreas bajo su órbita, fue puesta al frente del Canal 13 María Gabriela Bonino, una de las mellizas del programa que lleva ese nombre.

También le fue ratificada la confianza a Sebastián Lavandeira al frente del Ministerio del Campo, aunque el primer mandatario anunció que en esa área se pondrán en funciones a responsables de los diques y espejos de agua que tiene la provincia, y que estos deberán tener ratificación del Senado. "Deberán ser personalidades destacadas", refirió Rodríguez Saá, "ex intendentes, ex funcionarios, no importa de qué extracción ni de que época", pero destacó que deberán ser personas "responsables" que deberan cuidar de ese importante recurso que es el agua.

Como no podía ser de otra manera por su pobre desempeño -también era uno de los "números puestos"- José María Emmer quedó afuera del ministerio de Turismo y fue degradado a titular de Loterías, Casinos y Juegos de azar, de donde fueron removidos la mayoría de los jefes de Programa y debió irse Delfor Sergnese.

En Hacienda Pública se fueron la gran mayoría de los jefes de Programa y de Área. Algo parecido sucedió en Infraestructura, donde Rubino de Catalfamo (que daba mucha sensación de estar haciendo la plancha) fue ratificada, pero corrieron a todo su entorno.

Comentá la nota