Los cambios en la Fuerza.

El ministro de Seguridad, César Pérez, dijo que se revisarán algunos cambios en la Policía que generaron malestar.
Neuquén > La seguidilla de homicidios de repartidores y de robos con armas que se produjeron en los últimos días en la zona oeste de la ciudad habría impulsado al propio ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, César Pérez, y cuadros del alto mando de la institución policial a mover las piezas policiales que están directamente relacionadas con la seguridad de la población.

El ministro dijo que el anunciado reemplazo del ex director de Seguridad comisario mayor Daniel Mellado, por el comisario inspector Daniel Rojas, obedece a “una mejor prestación del servicio policial”.

Acerca de la resolución de la cúpula de la Policía provincial que dispuso traslados y ascensos de uniformados, y provocó el malestar de algunos de ellos, Pérez indicó que “seguramente cuando se toma una decisión en conjunto, alguien no va a quedar conforme”. Y añadió: “Estamos dispuestos a analizar algunos cambios porque queremos que la gente esté bien dentro de la institución”.

Sobre este movimiento de piezas del andamiaje policial consideradas sumamente importantes, que se ejecuta en medio de una violenta escalada delictiva, subrayó como altamente satisfactorios los resultados de investigaciones policiales llevadas a cabo por el comisario Rojas en Zapala.

Asimismo valoró el trabajo desempeñado por el comisario Mellado.

Además de los cambios en la cúpula policial, el alto funcionario dijo que en razón de los graves hechos delictivos ocurridos en la zona oeste de la ciudad, se resolvió acompañar con personal policial a los repartidores que ingresen en los sectores considerados peligrosos.

Agregó que frente a la situación se han conformado seis foros de seguridad, se iniciaron reuniones con dirigentes vecinales y también con oficiales jefes de distintas comisarías del área.

Comentá la nota