Cambió el micro, pero no el estilo: vuelve el Duhaldemóvil

Irá a la costa a promocionar su candidatura. Tiene palco, living, frigobar y equipo de sonido.
Eduardo Duhalde está en campaña, lo que significa exactamente eso: no solo lanza su precandidatura presidencial con declaraciones periodísticas, sino que ya despliega una enorme cantidad de recursos para ganar la calle. Sus muchachos pintaron su nombre en los grandes paredones de los distritos más importantes del conurbano bonaerense, hay promotoras repartiendo volantes con sus propuestas en las playas y calles de la costa y, tal vez lo más importante para entender como planea seguir su batalla "para sacar al loco Kirchner", ya tiene listo el nuevo "Duhaldemóvil", un micro equipado con ciertos lujos y hasta con un palco que usará para hablar en las clásicas recorridas proselitistas.

El nuevo "Duhaldemóvil", una vieja herramienta de campaña que el bonaerense usa desde hace dos décadas, es marca Mercedes-Benz, y estará en la calle en la primera semana de enero. Tiene dos pisos, un living con mesa de roble, sillones que se hacen cama, frigobar, baño, cocina, equipo de sonido para amplificar los discursos y una plataforma sobre la cabina de los choferes para usar de palco.

En enero, el "Duhaldemóvil" viajará por distintos puntos de los partidos de la costa, pero sin cargar aún al hombre que le da esencia a su nombre: durante el primer mes del 2010 transportará a jóvenes militantes que repartirán volantes vestidos con remeras blancas y celestes. Duhalde viajará en ese tiempo a los Estados Unidos, adonde presentará la versión en inglés de su libro "Memorias del Incendio", y donde también disertará en el Council of Americas, el organismo que reúne a los inversores norteamericanos con intereses comerciales en Latinoamérica.

El ex presidente, que aspira volver a serlo, recorrerá en febrero la costa bonaerense subido a su súper vehículo, que lleva ploteado en los costados, en forma gigantesca, su apellido, y también el nombre de su movimiento interno en el PJ, "Federación".

Duhalde está convencido de que puede revertir su imagen negativa para terminar venciendo a cualquiera de los dos Kirchner, si es que finalmente alguno de ellos se presentan a la interna del peronismo para competir por la candidatura presidencial. Duhalde provoca a su ex delfín santacruceño diciendo que "va a ganar por abandono". Está convencido que Néstor finalmente evitará en la interna partidaria, pero a la vez cree que sí tendrá un rival: el puntano Adolfo Rodríguez Saá, a quien en su entorno también describen igual que a Kirchner: "Otro loco"

Mientras prepara sus recorridas a bordo del "Duhaldemóvil", instruye a sus punteros a que se organicen territorialmente de abajo para arriba", abriendo unidades básicas, visitando los barrios, convocando a nuevos militantes. En las últimas semanas recibió a decenas de estos grupos en su quinta de San Vicente, donde también se vio con jefes gremiales e intendentes.

Vuelve Duhade. Eso dicen los paredones que mandó a pintar en el conurbano.

Comentá la nota