El cambio de mano en dos calles arrancó con confusión

Medidas para descongestionar la avenida Pueyrredón
El cambio de mano en dos cuadras de Anchorena y en toda la extensión de la calle Ecuador, que ahora van en dirección a Once, se concretó ayer a las 10. El objetivo es compensar el cambio que se hizo a fines de febrero en Pueyrredón, que al convertirse en doble mano perdió dos carriles en aquella dirección. Y aunque por la mañana no se advirtió ninguna disminución del tránsito en la avenida, por la tarde en el Gobierno de la Ciudad ya salieron a anunciar las primeras señales positivas.

"Se ganaron dos minutos de promedio para recorrer Pueyrredón, entre Libertador a Córdoba. Y eso que es el primer día y hay mucha gente que no conoce los cambios en Anchorena y Ecuador", dijo a este diario Guillermo Krantzer, director de Tránsito porteño.

El cambio de sentido se implementó en las dos primeras cuadras de Anchorena, desde Peña hasta Juncal, y a partir de allí en Ecuador, de manera tal que los automovilistas tengan otra alternativa para llegar hasta la calle Perón, que es donde Ecuador choca con la estación Once.

La próxima etapa del plan es convertir en doble mano lo que resta de Pueyrredón, entre Córdoba y Rivadavia, y su continuación, Jujuy, hasta Belgrano. Allí sí las autoridades prometen que habrá restricciones para la circulación de autos particulares, pero el esquema todavía no está definido.

Con las novedades implementada ayer, llegando al mediodía, entre los vecinos reinaba la confusión. Quedaban muchos autos estacionados en contramano sobre Ecuador y Anchorena y Gabriel Prado, empleado de un estacionamiento sobre Ecuador, decía: "No sé si ahora se va a poder estacionar sobre la derecha". Si bien desde la Dirección de Tránsito confirmaron que se puede estacionar en el costado derecho, los agentes de tránsito daban información cruzada: algunos decían que se podía y otros que no.

Uno de los puntos más conflictivos era el cruce entre las calles Anchorena, Ecuador y Juncal. Allí, algunos autos que iban por Anchorena hacia el Bajo, giraban en U para retomar por Ecuador para la zona de Once. Entonces un agente de tránsito intentó explicar: "Por el momento está permitido hacer ese giro, pero vamos a ver cómo evoluciona todo los próximos días para definir si se va a poder hacer o no más adelante".

Otro problema era la señalización en la calle Ecuador, que no había sido totalmente modificada y generaba confusión. Muchos vecinos de Once se quejaban por las vueltas que tenían que dar ahora para hacer unas pocas cuadras en auto. Ricardo Due, licenciado en administración, contaba: "A mi el cambio me arruinó, yo tengo un garage en Boulogne Sur Mer y Sarmiento. Vivo en Ecuador y Corrientes y no se como hacer para llegar a mi casa desde el garage".

En Recoleta, la gente estaba confundida por los cambios en los recorridos de los colectivos 64 y 95. Mientras, en Azcuénaga, algunos intentaban doblar en contramano, a pesar de que esta calle cambió de mano hace más de diez días.

Los más conformes con el cambio parecían ser los vecinos de Pueyrredón y French. Alllí el tránsito de la avenida estaba algo aliviado por los autos que doblaban por Anchorena. Alberto, un comerciante de esa esquina afirmó: "Por ser el primer día funcionó bien. Los colectivos ahora no se amontonan".

Comentá la nota