El cambio de gobierno define la continuidad institucional

Se harán dos actos. El jueves a las 19 Ricardo Colombi iniciará su segundo periodo. El viernes 11 en el teatro Vera, el velerista recibirá los atributos del mando en la Comuna capitalina acompañado por Néstor Kirchner y Daniel Scioli, entre otras figuras del PJ nacional.
Esta semana se cumplirá el segundo traspaso de mando de un gobernador electo por el voto popular a otro desde la última intervención, cuando Arturo Colombi le entregue la banda y el bastón de mando a Ricardo en la Provincia y Carlos Vignolo haga lo propio con Carlos Mauricio "Camau" Espínola. Estos hechos ratifican la continuidad institucional de la provincia que sufrió dos interrupciones desde que se recuperó la democracia en 1983. Otro tanto ocurrirá con las comunas del interior.

El gobernador electo completó las actividades políticas previas a la asunción el viernes con la presentación de su equipo. Sobresalen el ministro de Obras y Servicios Públicos, Aníbal Godoy, un peronista de larga militancia, y el de la cartera de Producción, Jorge Vara, que es el resultado de un acuerdo con los sectores ruralistas.

Mientras fortalece su frente interno, con el apoyo de intendentes, dirigentes empresarios, legisladores, Colombi se queda -en apariencia- sin respaldos nacionales. El Comité Nacional de la UCR decidió la suspensión de su ficha de afiliación a raíz de la entrevista con Néstor Kirchner. No creyeron en la versión del necesario entendimiento institucional entre quienes toman las decisiones importantes en la Presidencia de la Nación y la provincia que él gobernará.

La fotografía con el conductor del oficialismo nacional tuvo su inmediato pase de factura de parte de las autoridades partidarias de la Unión Cívica Radical que cuestionaron el "acercamiento institucional", al punto de considerarlo un acto de transfuguismo que merecía la excomunión partidaria, aunque después resolvieran moderar la reacción a una suspensión.

Por el otro lado, "Camau" Espínola asumirá el 11 del corriente mes su mando, teniendo en el palco principal al ex presidente Néstor Kirchner, al gobernador bonaerense, Daniel Scioli; al gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, y a Gildo Insfrán, de Formosa, entre otras figuras peronistas.

Otro de los datos políticos importantes de estas visitas, sobre todo la del ex Presidente, es cuál será el trato que recibirá de parte del, a esa altura, ya asumido gobernador. Será sólo una cuestión protocolar y ceremonial, algún tipo de entrevista o se avanzará en el acercamiento ya conocido.

Néstor Kirchner es buen acompañante en los triunfos y "Camau" Espínola como candidato del Frente Correntinos por el Cambio le regaló uno e importante, en un distrito que le fue esquivo al PJ en los últimos 26 años.

El gobernador y los intendentes asumirán sus funciones en una situación diferente a la que le tocó vivir a Ricardo Colombi en 2001. Hay crisis pero no es terminal como la que derrumbó a la gestión de Pedro Braillard Poccard en 1999. Al Gobierno nacional se le achican los márgenes para asistir a provincias en problemas que cada vez son más.

Lo urgente es la cuestión presupuestaria, el Ministro de Hacienda designado trazó el viernes un panorama complicado, los intendentes radicales hicieron notar que sus pedidos tienen que ver con el envío de fondos, obras y asistencia social, habrá que ver qué pasa en estas materias. Por ahora lo que celebran todos es la continuidad de las instituciones.

Comentá la nota