Cambiemos ya negocia con el Frente Renovador la presidencia del Concejo Deliberante de Tres de Febrero

Cambiemos ya negocia con el Frente Renovador la presidencia del Concejo Deliberante de Tres de Febrero

Impulsan a quien encabezó la lista de concejales que ganó el 25 de octubre, Sergio Iacovino. Con 10 manos, tendrá que aglutinar consensos. La intención es sumar las manos cuatro manos de los concejales del Frente Renovador encabezados por Jofre. El FPV también tiene 10 manos, pero no todas respaldan al mismo candidato.

 Ciorciari quiere seguir siendo, pero surge la figura de Máximo Rodríguez. El resultado del balotaje nacional será determinante. El factor Collia.

Concretado el resultado final de las elecciones y el triunfo de Diego Valenzuela, se confirmó que a partir de diciembre habrá un nuevo gobierno en Tres de Febrero después de 24 años de Hugo Curto. Se espera una revitalización en la gestión, un cambio de estilo y una nueva forma de gobernar.

Pero los cambios no sólo se verán en el ejecutivo municipal. En el Concejo Deliberante, se vislumbra un nuevo mapa, con renovación de autoridades y un cambio en la presidencia del cuerpo, más allá de las intenciones de Agustín Ciorciari de continuar como mandamás del deliberativo.

Hoy el panorama se encuentra de la siguiente manera: Cambiemos tiene 10 manos, el Frente para la Victoria lo iguala, y ambos intentan seducir a los 4 ediles que tendrá el Frente Renovador a partir de diciembre. Quien logre mayor consenso, conducirá los destinos del legislativo local.

El candidato que impulsa Cambiemos es el edil electo que ocupó el primer lugar en la lista triunfadora de Valenzuela, Sergio Iacovino. Las “manos” que lo respaldan son los concejales Ramos y Mormont, los ediles electos Juan Carlos Berns, Patricia Rodríguez, Marcelo Bello y Federico Ferreyra; y los concejales del FR que respaldan a Valenzuela, Mazzeo, Achilli y Berisso.

En las últimas horas, Juan Carlos Berns, mantuvo una reunión con el edil electo del Frente Renovador Gustavo Spalletti. Se avanzó en un diálogo ameno, donde ambos se llevaron una impresión positiva. La idea de Cambiemos, es que Spalletti pueda avanzar en el acercamiento con los otros concejales que serán sus compañeros de banca a partir de diciembre: Martín Jofre, Daniel Pietrantonio (electo) y Jimena Bondaruk (electa).

LAS 10 MANOS DEL FPV, DIVIDIDAS

Si bien el Frente para la Victoria llega a las diez manos para la puja por la presidencia, no todas respaldan al mismo candidato y algunas están atadas a lo que suceda en el balotaje nacional.

Las manos son: Máximo Rodríguez, Marta Curto, Osvaldo Santoro, Dora Aguilera, Marcela Acuña y Julio Candia (Aliados) y los cuatro concejales electos el 25 de octubre, Agustín Ciorciari (reelecto), Alejandro Collia (Si gana Scioli será ministro de Salud de la nación y asumirá el quinto de la sábana Cristian Tiedemann), Cristina Heredia (reelecta) y Carlos Montaña.

Agustín Ciorciari, intenta seducir a la tropa propia y a los ediles del Frente Renovador conducidos por Martín Jofre, para poder continuar como presidente del Concejo Deliberante tras 22 años en el lugar.

Algunos concejales y referentes del FPV local, leyeron el pedido de la sociedad tras las derrota de Curto y entienden que es momento de renovación, no sólo en el peronismo local, sino también en las autoridades del deliberativo. Desde esa vertiente, surge como candidato natural el concejal Máximo Rodríguez, quien tiene buena relación con ediles de diversas fuerzas.

EL FPV ATADO AL 22 DE NOVIEMBRE

Desde el FPV local, están expectantes de lo que pueda suceder en el balotaje presidencial. No sólo por el futuro de la conducción del país, sino también por la definición de la presidencia del Concejo Deliberante.

Si gana Scioli, los ediles del Frente para la Victoria podrán esgrimir algún argumento como para poder resistir e intentar mantener la titularidad del deliberativo. Si el ex motonauta es derrotado, será imposible mantener la lucha por la presidencia. Además, el frente interno podría colapsar.

Con los antecedentes recientes, son muchos los que se preguntan qué harían Marcela Acuña y Julio Candia en un escenario como ese, quienes aún no oficializaron su pase el FPV, que anunciaron antes de la derrota de Curto. Más de uno, cree que, fiel a su estilo, estos “fluctuantes” ediles se alejarían nuevamente del Frente para la Victoria.

Para colmo, un Alejandro Collia sin ministerio nacional, desembarcaría en el distrito para asumir como concejal. Un nombre de peso que además comenzaría a tejer una estrategia para poder ser el candidato a intendente del FPV de Tres de Febrero y adelantaría una puja interna donde también quiere anotarse Agustín Ciorciari y algunos de los referentes del peronismo local que quieren la renovación de cara al 2019.

Coment� la nota