Cambiarían de empresa para terminar viviendas

La constructora que lleva adelante la obra en Valentina, de Neuquén, adeuda tres quincenas al personal. Los obreros tomaron las casas y aseguran que no se irán del lugar hasta que no les paguen. El intendente busca un acuerdo, y plata. Las viviendas son parte de las comprometidas por el Municipio y ADUS, con plata del gobierno nacional...que no llega.

Un conflicto que tal vez los funcionarios no esperaban, pero que era previsible ante las demoras en la llegada de los fondos comprometidos, estalló en la Municipalidad de Neuquén a raíz de la paralización de la construcción de viviendas que lleva adelante una empresa en el barrio Valentina.

Los obreros de la empresa Surco decidieron tomar las casas que están construyendo como reclamo del pago de tres quincenas que les adeuda la empresa. Por este motivo, el intendente Martín Farizano viajó este martes a Buenos Aires para tratar de encontrar una solución al conflicto, aunque no descartó rescindir el contrato con la constructora en caso de que no cumpla con sus obligaciones.

Los obreros decidieron impedir el acceso de personas u otros elementos al predio donde se lleva a cabo el plan de viviendas, mientras que los adjudicatarios de esas casas pidieron una solución urgente ya que temen que las obras en cuestión se sigan demorando más de lo previsto.

"La municipalidad no tiene ninguna deuda con la empresa", explicó este martes Farizano, poco antes de viajar a Buenos Aires, a la vez que aclaró que los problemas de la empresa son "financieros".

El jefe comunal reconoció que la Municipalidad está en condiciones de rescindir el contrato, pero aclaró que esta drástica medida podría estirar mucho más los plazos del proyecto y esto terminaría perjudicando a los adjudicatarios.

"Implicaría estar por lo menos 2 o 3 meses hasta que tomemos el lugar ya que hay que hacer una licitación nueva para poder traer otra empresa que pueda terminar la obra", explicó el intendente.

Comentá la nota