Cambiarán la forma de cálculo para la suba impositiva al campo

El gobernador Daniel Scioli aseguró que la necesidad de financiamiento de la Provincia para cerrar sus cuentas este año rondará los 1.200 millones de pesos.
Y señaló que el posible acuerdo con el campo por el aumento del Inmobiliario Rural pasaría por fijar un porcentaje de suba sobre los montos actuales del impuesto, en lugar de utilizar las valuaciones fiscales del 2005 como se estableció en la reforma impositiva sancionada la semana pasada.

Scioli habló también de su relación con el Gobierno nacional, con Néstor Kirchner y de sus proyectos políticos.

Déficit e impuestos

Estimado oficialmente hace algunas semanas en 2.500 millones de pesos, el rojo del Estado bonaerense es calculado ahora por el Gobernador en "unos 1.200 millones, porque fuimos previsores –subrayó– en base a optimizar nuestros recursos genuinos".

Para cubrir esa necesidad de financiamiento, el Gobernador mencionó que se estudia la emisión de "un bono a proveedores, más un cronograma de envíos de fondos que tenemos con el Gobierno nacional". Pero fue enfático al señalar que ese aporte de la Nación se limitará a "sólo lo que está previsto", sin una asistencia extra.

Scioli defendió con cifras y con conceptos sobre "las inequidades" del sistema fiscal provincial, la reforma impositiva encarada el año pasado por su gabinete, que alcanzó a Ingresos Brutos, y que extendió para el 2010 con ajustes sobre los Inmobiliarios Urbano y Rural y creando un gravamen sobre los movimientos de mercaderías en los puertos, entre otras medidas.

"La reunión de la semana pasada con la Mesa Agropecuaria fue buena y ellos comprendieron la situación. Por eso, la posibilidad más firme que surgió hasta ahora es que la Provincia mantenga el nivel de recaudación que ya previó con los cambios en el Inmobiliario Rural, pero de manera que (los aumentos) no surjan de aplicar nuevas valuaciones sino de un porcentaje sobre los valores (del impuesto) que se pagan", explicó el Gobernador, con referencia a la negociación iniciada luego de que el campo bonaerense amenazara con paros y movilizaciones por el ajuste de este gravamen, para anunciar a continuación que "los ruralistas están de acuerdo en que se haga una valuación nueva, de cara al futuro".

Al defender, en tanto, el gravamen portuario, Scioli dijo que "tenemos 20 puertos en la Provincia que no pagan nada y nosotros tenemos que invertir en infraestructura portuaria", aunque reconoció que también ese impuesto será reformado "para evitar que se calcule según el tonelaje de las cargas y descargas".

Sobre estas cuestiones, el Gobernador fue enfático al indicar que aspira a que las modificaciones a los impuestos rural y portuario "se definan esta semana", dejando en claro que pretende que no se dilate la promulgación y puesta en marcha de la reforma impositiva, por la cual comenzará a recaudar ya algunos tributos.

Coparticipación

La reforma impositiva detallada por Scioli durante la charla, con todo, no alcanzará a revertir el déficit estructural bonaerense, según señalan sus propios ministros. Por eso, se le preguntó cuándo dará la Provincia la pelea por un aumento de la coparticipación que recibe del sistema federal de impuestos.

"Es que nos tenemos que poner de acuerdo todos los gobernadores. Y lo estamos planteando. Yo lo hablé en la charla con la Presidenta en su momento y me dijo ´que los gobernadores se pongan de acuerdo´".

¿Y se van a fijar plazos para la discusión?, se le preguntó. "Yo creo que el año del Bicentenario es una época muy convocante para esos grandes acuerdos que requiere el federalismo. Y creo que una reformulación de la coparticipación sería bueno para la Nación también, porque descomprimiría las presiones de todas las provincias", respondió.

Comentá la nota