"Hay que cambiar el sistema de derivaciones"

El ministro de Salud Oscar Balverdi aseguró que se está investigando puertas adentro del Hospital Rawson lo que ocurrió el pasado fin de semana cuando dos pacientes fallecieron y sus familiares denunciaron fallas en el sistema de internaciones, aunque aclaró que "no es que no hayan sido atendidas, sino que por los problemas de burocracia que todavía tenemos, no alcanzaron a ser internadas en una Terapia Intensiva".
Balverdi dijo que "lamentablemente tenemos un sistema muy viejo que exige requisitos que con el tiempo han hecho imposibles las derivaciones, ya que cuando mandamos un enfermo a una clínica privada por falta de lugar en el hospital público, después hay problemas para pagar ese servicio".

El ministro reconoció que "hay muchas clínicas y sanatorios privados que cuando tienen comprometida su capacidad, responden negativamente a los pedidos de derivaciones que le hace el Estado y nosotros los entendemos porque después demoran años en cobrar esos servicios".

El caso sucedió el fin de semana pasado cuando Alicia Cabrera de 54 con una complicación diabetológica y Claudia Ferreira de 26 con un pre infarto, no pudieron ser internadas en Terapia Intensiva del Hospital Rawson por falta de camas, y los pedidos del hospital no tuvieron eco en los sanatorios privados.

Balverdi dijo ayer que "hay que cambiar muchas cosas que venimos reclamando desde hace mucho tiempo" y adelantó que "esperamos que el Ministerio de Infraestructura nos arregle el espacio físico donde vamos a ampliar la Terapia del Rawson y vamos a poner seis camas más en el Marcial Quiroga hasta que esté lista la Fase 3 del nuevo Hospital, donde pensamos que vamos a tener solucionado el problema". RGGM

Comentá la nota