"Hay que cambiar el rumbo porque el final será la crónica de una muerte anunciada"

"Hay que cambiar el rumbo porque el final será la crónica de una muerte anunciada"
No emitió opinión alguna hasta tanto los concejales tuvieron conocimiento a través de los propios auditores del OCEBA (Organismo de Control de la Energía de la provincia de Buenos Aires), hecho que ocurrió el martes, del trabajo realizado días atrás en dependencias de la Cooperativa de Electricidad "General Balcarce" Limitada.
Es por eso que recién ayer el intendente José Luis Pérez develó aspectos salientes de la auditoría concretada y dio su opinión. Está convencido, a partir de la información que obra en su poder, que las autoridades que conducen los destinos de la Cooperativa deben cambiar el rumbo para modificar la realidad. Sobresalen abultadas deudas y gastos considerados excesivos, especialmente en pagos de trabajos de consultoría y asesoramiento legal.

Reveló Pérez que uno de los auditores, que había trabajado con anterioridad en el mes de abril, le comentó que no le sorprendía el estado de situación de la entidad de servicio por cuanto en abril detectó un panorama similar.

LA ESTRUCTURA LABORAL

El Intendente analizó aquellas cuestiones que más le llamaron la atención del informe. Una de ellas fue la referida a la estructura laboral. "La Cooperativa local aparece con una cantidad de empleados superior a la media de otras instituciones. El promedio de otras cooperativas es de un empleado por cada 238 habitantes y aquí hay uno cada 195 habitantes. Este es un problema. También dice el informe que el 73% de los empleados están entre las categorías 12 y 18, lo que hace que tengan una masa salarial muy alta y una categorización demasiado achatada. Significa ésto que no hay una pirámide al no estar bien cubiertas las categorías inferiores. Casi todos los empleados están comprendidos en una franja que hace que los salarios sean más altos y no haya personal por debajo de quienes tienen capacidad de mando. Por eso la categorización es un tema a replantear y en eso será importante las negociaciones que a futuro se mantengan con el gremio", explicó a El Diario en su despacho.

BAJA COBRABILIDAD, ELEVADO ENDEUDAMIENTO

Otro ítem que fue evaluado minuciosamente tiene que ver con la cobrabilidad, "muy baja comparativamente con otras cooperativas". Señaló Pérez que entre la industria y el comercio la deuda alcanza al 49%. Lo llamativo, añadió el jefe comunal, es que "no se encuentra justificativo al por qué del no cobro de las deudas porque hay firmas con capacidad de pago. Y en cuanto a los consumos residenciales no cobrados aparecen usuarios de clase media y media alta. Esto habla a las claras de que no se ha actuado con firmeza a la hora de cobrar las deudas".

Esa situación va de la mano, y así lo describió Pérez, con "los abultados costos financieros" que detectó la auditoría. "Al no cobrarse las deudas, cuando la Cooperativa necesita dinero toma plata de financieras. En el año 2008 se gastaron unos 800 mil pesos. Y otro desfasaje lo constituye el pago de otros 800 mil pesos en consultorías y abogados".

Dijo también que el endeudamiento sigue siendo muy alto. La deuda previsional alcanza a $ 15 millones, de los cuales $ 8 millones están incluidos en una moratoria que la Cooperativa está cumpliendo. "Pero el resto de la deuda no está en ninguna moratoria. Y lo grave, más allá de eso, es que la entidad no esté pagando los aportes que le corresponden como patronal porque se los retiene a los trabajadores. Y ese dinero se esta usando indebidamente. La ley penal tributaria contempla severas sanciones", admitió.

El panorama no aparece alentador mirando hacia el 2010 en materia económica. Indica la auditoría que el año próximo, la Cooperativa debe comenzar a pagar en forma mensual $ 70.000 por un préstamo que le otorgó en 2008 la Federación de Cooperativas para pagar a EDEA, y también cuotas del concurso preventivo.

Ante esta breve descripción realizada del amplio informe, el Intendente fue tajante: "Resulta imperioso un cambio de rumbo en la forma de conducir la Cooperativa de Electricidad. Y aquí deben participar los directivos y los gremios priorizando la conservación de la principal empresa de los balcarceños. Tiene que seguir funcionando como tal ya que a nadie se le cruza por la cabeza privatizar el servicio... Hay que cambiar el rumbo de la conducción porque de esta manera el final será la crónica de una muerte anunciada".

- ¿Detectó irregularidades la auditoría?

- Yo no puedo afirmar de ninguna manera que hubo irregularidades. Los pagos de honorarios a consultoras, donde estos no están regulados sino que se fijan de común acuerdo entre el consultor y la Cooperativa, no me dejan conforme en algunos casos por los montos pagados. Que se utilicen financieras y no bancos para tomar plata, además de salir más caro, le quita transparencia. Incluso creo que en algún caso hay algún ex empleado del staff administrativo de la Cooperativa que integra una financiera. Pero hay que ser objetivo y responsable. Hay cosas que yo no haría o evitaría que se hagan, como un pago de honorarios a un abogado que el último año se llevó 279 mil pesos.

Comentá la nota