Cambian esquemas de atención en hospitales por la gripe A

Debido al aumento de consultas en los centros asistenciales, se decidieron algunos cambios a nivel operativo.

A raíz de la emergencia sanitaria por la gripe A y, sobre todo, como consecuencia de la psicosis generalizada en la sociedad tucumana, los principales centros asistenciales se ven saturados de consultas que llevaron, en algunos casos, a adoptar medidas operativas de urgencia para poder cubrir la atención de todos los pacientes.

En el caso del hospital Padilla, según confirmó a EL SIGLO el director Eugenio Lobo, desde el lunes se va a empezar a restringir la atención en algunos consultorios externos, por ejemplo, en aquellos casos de personas que concurren a ese centro sanitario para solicitar certificados de aptitud física. "También se van a disminuír algunas cirugías que no sean por motivos de urgencia. Todo esto en función de darle prioridad a aquellos pacientes que manifiesten algunos síntomas de influenza", expresó Lobo.

En cuanto a las modificaciones producidas en algunos hospitales para aumentar la eficacia de las tareas preventivas, el director del Padilla aclaró: "Se está trabajando con el mismo plan de contingencia, tenemos un consultorio especial para tratar pacientes con síntomas del virus N1H1. Pero, desde ayer, todos aquellos pacientes que requieran atención por influenza, serán evaluados y derivados a un sector especial que se habilitó en el área de clínicas del Hospital Centro de Salud esta semana, para que esas personas sen atendidas de manera aislada y podamos preservar a los demás enfermos", precisó.

La guardia seguirá atendiendo

La guardia de este centro asistencial, según aseguró Lobo, seguirá funcionando normalmente, "nadie quedará afuera" aclaró. El profesional anunció, además, que todos los pacientes con diagnóstico de gripe A recibirán la dosis del medicamento oseltamivir (utilizado para el tratamiento de esa enfermedad), con el fin aprovechar las primeras 24 horas de manifestación del virus, que es cuando más fácil resulta combatirlo.

Otro centro sanitario que se vio afectado por el aumento de consultas en los últimos días fue el hospital del Niño Jesús, "aunque no de manera muy significativa", según aclaró el subdirector, Oscar Hilal.

"En la gente hay miedo de concurrir al hospital, tienen temor de contagiarse en el lugar, esto se ve en las consultas, que han aumentado pero no de manera excesiva como se hubiera imaginado. Creo que esto se debe a que la gente está consultando en los CAPS", diagnosticó.

El directivo consideró que "por primera vez, la población está tomando conciencia del peligro (por la influenza A), para plasmarlo en números. El día viernes, en guardia clínica, hubo 260 pacientes atendidos pero 100 de ellos fueron del sector de traumatología", puntualizó.

Tres de alta, uno en observación

El subdirector del hospital de Niños aclaró, además, que la gripe nunca fue un problema crítico para el hospital, ya que la patología más severa que se suele atender es la bronquiolitis. "De todas maneras se ha preparado una sala especial para los infectados con gripe A, y tenemos dos camas de aislamiento. En esta sala atendimos a 3 niños con sospecha de poseer el virus, dos se fueron a su casa para seguir con el tratamiento y uno queda en observación", concluyó.

En tanto, en el hospital Avellaneda también se siguieron las instrucciones del ministerio de salud de la provincia para reforzar las guardias, y cuentan con una sala equipada especialmente para casos sospechosos de gripe A.

Según confirmó su director, José Rogero, los cuadros severos por influenza son derivados al hospital Centro de Salud o al del Niño Jesús, según se trate de adultos o menores de corta edad, respectivamente. Para evitar más contagios, informó Rogero, el hospital organizó dos sectores de atención al público: uno de ellos destinado a los casos de gripe A, y el otro, para atender las patologías comunes.

El profesional aprovechó la ocasión para dar un mensaje a la comunidad: "Hemos dispuesto carteles con los horarios de atención y le pedimos a la gente que solicite turnos por teléfono, para evitar grandes aglomeraciones. También les solicitamos que vengan en el horario en que se los llamó, de esa forma no tendremos tanta gente esperando y podemos prevenir el contagio", añadió.

La población toma conciencia

Consultado por este diario sobre la evolución de la epidemia de gripe A, Rogero manifestó: "Todos tenemos que tener asumido que estamos ante una enfermedad importante, y tomar las precauciones necesarias. La población está tomando conciencia de que no se trata de algo simple".

Además, opinó que "si conseguimos, a través de la medicación, disminuir la posibilidad de contagio y logramos que el paciente con el virus se aísle, creo que tenemos que seguir adelante con optimismo. No es fácil, pero tampoco imposible parar esta epidemia", subrayó.

En el hospital Avellaneda también se confirmaron casos, el director confirmó que a una nena internada por el virus se le dio el alta médica ayer y que en este momento queda un caso en observación en el sector de pediatría. En cuanto al sector de adultos, hay menos consultas por esta afección.

En las misas se suprimirá el acostumbrado saludo de la Paz

Monseñor Luis Villalba, Arzobispo de Tucumán, dio algunas recomendaciones a los sacerdotes, frente a la amenaza de la epidemia de gripe A.

Como primera medida, adviritó la necesidad de seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias de la provincia. En la Arquidiócesis, se suspenden la catequesis, según el receso invernal establecido por el gobierno provincial. El arzobispo también recomendó suprimir, a criterio del celebrante, el saludo de la paz, y que puede crear una actitud dubitativa en los que asisten a misa. También consideró conveniente, dar la comunión en la mano, sin olvidar incluir en las intenciones de cada día, la oración por la situación que estamos atravesando en la provincia, especialmente por los afectados con la enfermedad.

Comentá la nota