Camau también hereda un enorme "pagadios"

La deuda flotante municipal rondaría los 250 millones de pesos, lo cual preocupa al joven intendente y ex medallista olímpico. También se detectaron cerca de 4 mil nombramientos que, desde luego, engrosan la columna de egresos. Se retacea información.
El perfil de Carlos Mauricio Espínola, Camau, no se presta ni para polemizar y muchos menos para disparar munición gruesa contra la gestión de su antecesor Carlos Vignolo. Pero lo cierto es que sus asesores económicos están preocupados porque la deuda flotante que heredarán es más de la mitad de la que Ricardo Colombi dice que tiene la Provincia. Trátese de un enorme "pagadios" que, a primera vista, parece haberse incrementado escandalosa con el año electoral, que finalmente ni así pudo beneficiar al "Mono".

Según pudo saber EL LIBERTADOR de fuentes cercanas al jefe comunal que asumirá dentro de diez días, la situación es tan grave, que algunos proveedores ya llamaron al ex medallista para anticipar que no reciben un peso desde hace meses y que aspirarían, aunque más no sea, a obtener un compromiso de que cobrarán sus acreencias progresivamente.

"No sólo preocupa la deuda flotante, de que encima poco y nada se sabe, sólo lo sabrá Camau cuando se siente a gobernar, sino que además nos hemos enterado de que hubo por lo menos 3.800 nuevas designaciones en el último mes, lo cual incrementa mucho el gasto en personal", reveló el informante, que prefirió el off the record.

De acuerdo a la versión de quien aparece como colaborador de Espínola, en las últimas semanas todo se complicó porque lo que se anunció como una transición ordenada no fue más que eso: un anuncio. "Faltan números, se empezó bien pero ahora no se está colaborando mucho en la entrega de datos fidedignos para que sepamos bien dónde estaremos parados", agrega la fuente.

En rigor, Camau podría estar un poco más tranquilo porque tiene muy buena sintonía con la Casa Rosada -en cuanto entrevista que concede remarca que está constantemente en Buenos Aires para "bajar" la mayor cantidad de programas nacionales posibles- pero lo cierto es que si la gestión de Ricardo Colombi no accede a reprogramar la deuda que el Municipio más grande mantiene con el Estado provincial, la gestión podría ser dificultosa para el flamante intendente, quien no por eso se amilana.

Espínola adelantó ayer en una entrevista radial en el programa "En el aire", de LT7, que será "riguroso" con el cumplimiento de las normas, pero no "porque quiera recaudar más, sino porque pretende una ciudad ordenada".

Y aunque sin decirlo, para corroborar que Vignolo no está entregando información tal como prometió, dijo que su intendencia se caracterizará por ser "de cuentas claras y transparentes, donde cualquiera pueda acceder al destino que se le da al dinero de los correntinos de capital".

No obstante ello, ayer desde el Municipio se anunció que mañana desde las 10, el intendente saliente Carlos Vignolo, dará una conferencia de prensa donde se remitirá a lo que será el traspaso de mando el próximo 10 de diciembre y brindará detalles de su gestión.

Comentá la nota