"Camau", la sorpresa de los comicios correntinos

El deportista ganó la intendencia capitalina
CORRIENTES (De un enviado especial).- "Sueño, trabajo, convicción", dice el lapicero que Carlos Espínola, "Camau", utiliza todos los días en su oficina de 25 de Mayo al 700, donde funciona la fundación que lleva su apodo.

A escasos 300 metros, está la intendencia de la ciudad capital, un cargo que el múltiple medallista olímpico ocupará a partir del 10 de diciembre. Con un discurso calcado de su mentor político, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, Espínola fue la gran sorpresa de los comicios en esta ciudad. A última hora, le arrebató la intendencia al candidato del oficialismo provincial, Eduardo Tassano, y se convirtió en la principal alegría del peronismo correntino, ya de por sí satisfecho por los 30 puntos de su candidato a gobernador, Fabián Ríos, que estuvo a pocos votos de ingresar en la segunda vuelta.

¿Cómo se explica el triunfo de "Camau", a quien las encuestas asignaban el tercer lugar hace menos de tres semanas? "Es muy simple. Caminé y caminé la provincia varias veces, escuché a la gente, que necesita un cambio", dijo Espínola a LA NACION anteayer, luego de votar en la escuela Sarmiento, cuando ya sabía que su elección sería muy buena.

El parecido con los comienzos de Scioli, que ayer llegó hasta el hotel Guaraní de esta ciudad para acompañarlo, aun sin saber que ganaría los comicios, es notorio. "Tengo una amistad con él y siempre lo vi como alguien del deporte que se involucró en política. Fue construyendo, creciendo", suele afirmar. Del deporte aprendió "muchos valores como, por ejemplo, nunca bajar los brazos".

¿Y por qué hacer política en el peronismo? "Hay que apostar por la justicia social, y eso el peronismo lo lleva en la sangre. Me gusta estar cerca de la gente", dijo, aunque reconoció un efímero paso por la gestión del actual intendente, el radical Carlos Vignolo.

En su entorno, sostuvieron que el gobierno nacional no estuvo demasiado cerca de los candidatos de Corrientes por el Cambio, pero "Camau" halaga al kirchnerismo "porque se hicieron muchas cosas buenas en estos años". Tiene ante sí mucho trabajo por hacer. "El 72% de las calles de esta ciudad son de tierra. Basta de política tradicional", dice, contento de representar la renovación, en la intrincada política correntina.

Comentá la nota