Camau Espínola volvió a recorrer zonas inundadas

Después de los 130 milímetros caídos durante el sábado en la Capital correntina, lo que produjo anegamiento en varios puntos de la ciudad e inundación en muchos de los barrios, el intendente electo Camau Espínola volvió ayer a cada uno de los lugares a los que en el día del problema, asistió a los damnificados.
Según informaron, el objetivo fue conocer la situación de los vecinos que debieron abandonar sus hogares por causa del agua -fueron más de 2.000 los evacuados- y a la vez evaluar en detalle los desagües pluviales y los trabajos que se deben realizar como prioridad.

CONTACTO. El Intendente electo llegó hasta las casas de las personas afectadas por el temporal.

DE VUELTA A LOS

BARRIOS

Acompañado por su equipo técnico, Espínola caminó cada uno de los barrios inundados oportunidad en la que, pese a no haber asumido en sus funciones como intendente de la Capital, asistió a los damnificados con colchones, pañales, comida y ropa.

En cada uno de los barrios, la problemática varía pero también tienen problemas en común. Si bien el más particular es La Olla por lo que significa este asentamiento, también es cierto que en la mayoría de los que quedaron ayer bajo agua, los desagües no funcionan -muchos de ellos por estar totalmente tapados de basura- e incluso, no los tienen. En este sentido, Camau dialogó con los vecinos y les explicó que si bien el Municipio hará limpiar cada uno de los desagües, también dependerá mucho de la participación vecinal debido a que de alguna manera se tiene que poner fin a la cultura de los basurales en cualquier espacio -público o privado- incluso en zonas donde circula el recolector de residuos.

SIN CLOACAS,

CON BASURA Y

SIN ALUMBRADO

Los habitantes de estas zonas solicitaron al Intendente electo, una pronta solución en las cloacas, limpieza o realización de desagües como así también atención porque se siente totalmente olvidados. A estos problemas, se suma la iluminación; más allá de los problemas energéticos que afectan a Corrientes, se pasan días y hasta meses sin iluminación en las calles lo que convierte a los barrios en espacios habitacionales mucho más peligrosos de lo que en realidad son.

Tanto el intendente electo como su equipo técnico y los mismos vecinos entendieron que la evaluación realizada durante estos dos días son más que importante para iniciar con el proceso de cambio que necesita la ciudad. "Y para solucionar este tipo de problemas hay que vivirlos y sentirlos y es lo que estamos haciendo. Esta va a ser una gestión que va a trabajar junto a los vecinos y que, si bien es imposible realizar cambios mágicos, lo que se tenga que hacer se hará de manera planificada para que Corrientes pueda tener el crecimiento que hace demasiado tiempo se le ha negado", finalizó Camau.

Comentá la nota