El ex camarista Solá Torino seguirá detenido

El abogado se encuentra alojado desde el lunes por la noche en la delegación local de la Policía Federal. Fue removido de su cargo y está acusado de cohecho pasivo agravado, un delito que prevé penas de 4 a 12 años de prisión.
El juez Miguel Antonio Medina denegó anoche la excarcelación del ex camarista salteño José Antonio Solá Torino, quien fue removido de su cargo por mal desempeño y el lunes por la noche se entregó en la delegación local de la Policía Federal.

Medina había ordenado el jueves pasado por la tarde la detención de Solá Torino, luego de conocer el fallo del jurado de enjuiciamiento de magistrados.

El ex juez enfrenta un proceso penal por supuesto cohecho pasivo agravado, un delito que prevé penas de 4 a 12 años de prisión. Fue procesado en septiembre de 2008 por el juez federal Medina, por el presunto cobro de dinero para levantar un pedido de captura internacional que había sido librado contra José Miguel Farfán, condenado por narcotráfico en 1999 y que se hallaba prófugo desde 2003.

El ex camarista federal se encontraba en Buenos Aires cuando perdió sus fueros y comenzó a ser juzgado como un ciudadano común, por lo que su abogado defensor, Horacio Morales, presentó un pedido de eximición de detención. Cabe destacar que en la resolución del procesamiento, Medina había dejado la prisión preventiva en suspenso hasta tanto se dictamine el desafuero de Solá Torino.

Para el jury, el ex juez "actuó parcialmente en el legajo de ejecución del penado prófugo Farfán" y "procedió con el propósito espurio de beneficiar al nombrado, al disponer el cese de su captura".

Sin precedentes

La detención de Solá Torino había sido solicitada al juez Medina por el fiscal federal de Salta, Ricardo Toranzos, quien también requirió una serie de medidas procesales que consideró necesarias para que la causa sea elevada a juicio oral y público.

Con la resolución del magistrado, el ex juez seguirá alojado, por ahora, en la delegación local de la Policía Federal, ubicada en la calle Santiago del Estero 952.

Es la primera vez en la historia de la Justicia Federal de Salta que un magistrado es removido de su cargo y posteriormente detenido debido a la gravedad de las acusaciones que pesan en su contra.

El abogado defensor de Solá Torino dijo anoche que no comparte el criterio del juez Medina y anunció que va a recurrir a la Cámara Federal de Apelaciones de Salta.

Sostuvo que el magistrado "se apartó del plenario Díaz Bessone

que dice que no hace falta que el imputado pueda acceder o no al beneficio de la libertad condicional, sino que se debe merituar que no intente eludir el accionar de la Justicia (fuga) o entorpecer la investigación de la causa", dijo Horacio Morales.

El letrado destacó al cierre de esta edición que el juez "fundamentó la denegatoria de excarcelación basándose en la escala procesal penal, que indica que al tener el delito una pena superior a ocho años de prisión hace imposible que en caso de sufrir una condena el mismo pueda gozar de la libertad condicional".

Comentá la nota