Camarda: "Comodoro es la ciudad más postergada de la provincia"

Tras lo sucesivo el jueves con el frustrado atraque del "Amadea", el jefe del bloque radical de concejales, Jorge Camarda sostuvo que ningún crucero podrá llegar a Comodoro Rivadavia porque el puerto no ofrece la profundidad necesaria para la navegación de ese tipo de naves, dado su calado, y reclamó por ende el dragado necesario a esos fines.
También reclamó las obras de abrigo y las complementarias inherentes a la tercera etapa del puerto, cuyo contrato fue firmado por el gobernador Mario Das Neves en mayo de 2009. Hay que recordar que las obras implicaron un presupuesto de 30,5 millones de pesos y serían ejecutadas en un plazo de 18 meses por la empresa Dragados y Obras Portuarias S.A. (DyOPSA).

Camarda sostuvo que cada vez que un crucero surca las costas del ejido se culpa al viento de la imposibilidad de atraque cuando en realidad es que no están dadas las condiciones para el atraque, ya que el puerto local no tiene capacidad para naves de esas condiciones y que no está a la altura de lo que la ciudad necesita. Camarda dijo entonces: "estas cosas desnudan la verdadera realidad" y es que Comodoro representa "la ciudad más postergada del la provincia, la que más produce y menos recibe". Criticó: "todo queda en anuncios".

Bajo tales circunstancias, el concejal radical consideró que la ciudad no sólo pierde terreno en materia portuaria y de comunicaciones frente a las comunas del norte de la provincia, sino también ante de ciudades las del norte de Santa Cruz.

"Evidentemente hay mucha gente que trabaja en contra de Comodoro, y lamentablemente hay otros que no se dan cuenta que eso sucede", dimensionó.

Advirtió que "no están los recursos" para el puerto, ya que el financiamiento se dedica a otros fines mientras que el país ha perdido el acceso al crédito, de modo que tampoco se puede contar con los créditos de instituciones internacionales como el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) que representa aportes importantes, señaló.

Agregó que cuando se plantea el requerimiento de más recursos económicos, no se trata de una cuestión localista sino de cuestiones como la mencionada en los párrafos previos y a las necesidades de infraestructura básica que crecen año a año.

Bajo esa línea argumental, Camarda subrayó que Comodoro no sólo no avanza sino que retrocede. Agregó que nadie escucha a la oposición y quizá los comodorenses "somos muy pasivos".

Sin embargo, reconoció que ve con satisfacción que algunas vecinales quieran sumarse a la discusión del proyecto de modificación de regalías y consideró que todas deberían sumarse "porque no es una cuestión partidaria sino reivindicar un legítimo derecho de la ciudad".

Comentá la nota