"Las cámaras son sólo una herramienta"

Esta semana se puso en marcha el sistema de cámaras de seguridad y monitoreo permanente. El edil Gustavo Sicca apoyó la iniciativa, aunque admitió que detrás, como respaldo, deben sumarse actores sociales como los Bomberos o la Universidad.
El concejal oficialista Gustavo Sicca, quien ocupó cargos ejecutivos relacionados con la seguridad, es una de las voces del gobierno que defiende la colocación de cámaras de seguridad en espacios urbanos, un esquema de control que se inauguró esta semana. En diálogo con este medio, amplió una postura que tiene tantos defensores como detractores.

- ¿Podemos decir que usted defiende la utilización de las cámaras?

- Al hablar de las cámaras de seguridad, estamos hablando de una herramienta sofisticada para nuestro medio, pero no podemos transformarlo en el plan de seguridad en sí mismo. Es una herramienta de colaboración, una ayuda, un instrumento que hoy utiliza la seguridad pública y que en Inglaterra, por ejemplo, se puso en marcha desde 1993 por el secuestro de un chiquito en un shopping. Allá, aún hoy se sigue discutiendo este tema de la privacidad o no. Pero ya tienen alrededor de 4 millones de cámaras, con la pretensión de que Londres sea la ciudad más segura de Europa.

- Detrás de su ejemplo, hay instituciones y una sociedad muy diferente a la local.

- Por eso digo que es una herramienta. Y, por supuesto, depende de quién tenga la herramienta. En Inglaterra se tildó al Estado de totalitario. Pero no utilizan sólo las cámaras. Existe una especie de peaje urbano que permite el ingreso al microcentro. Pero las cámaras ayudan ante la inseguridad y también para la sanción de multas fotográficas. Eso, en tres años, permitió una reducción del 21 por ciento de los ingresos de los vehículos. Detrás de todo eso, hay un diseño de un plan de seguridad. La herramienta, en sí misma, no traerá soluciones. Es una construcción de un plan de seguridad que perdure en el tiempo, porque las personas cambian, pero los planes deben seguir. La ciudadanía debe hacer propio el sistema y enmarcarlo en un esquema de más alcance. Porque creo que en ese equipo de gente que trabaja en el monitoreo tendría que estar la presencia de bomberos, porque no sólo se filma para esclarecer crímenes. Sino para ahondar las tareas de prevención.

- ¿Cómo se trabaja en la idoneidad de quienes realizan el monitoreo?

- Hoy los Bomberos no están detrás y tampoco hay una universidad, como en otros municipios. Pero es un tema a trabajarlo ya, porque las cámaras arrancaron esta semana. Ayer hablé este tema con el responsable provincial de estos sistemas y estamos de acuerdo. Las cámaras por sí solas no resuelven la problemática de la seguridad pública. Desde 1993, en Inglaterra lograron bajar un 10 por ciento la criminalidad y un 11 por ciento la sustracción de automotores. Es una gran inversión y sólo morigera o atenúa algunos aspectos de la inseguridad. Porque en Argentina, si no resolvemos aspectos de carencia social no vamos a resolver el delito.

- Usted dice que las cámaras son sólo una herramienta. ¿Hay en el municipio un plan de seguridad?

- Yo entiendo que hay que construirlo. Hoy esto no lo hablé con la gente del municipio, pero sí sé que se dejó un proceso que tenía ciertos objetivos, porque más que un plan había objetivos a cumplir y en su mayoría se cumplieron. Se debe la construcción de Luján Tercera y no se discutió más en la comunidad cuál es el proyecto. Es mi opinión. Pero me parece que nuevamente hay que llamar a todos los actores y sectores de la comunidad local, como el centro comercial, las sociedades de fomento o los que tienen bajo su cuidado una plaza y demás. Y reflotar un plan como Cuadra Solidaria. Son cosas que cambian todos los días. Había un déficit de recursos a partir de la caída del Fondo (de Seguridad Ciudadana) pero en el presupuesto se incorporó una partida, sumado a aportes de Provincia y Nación. Faltarán recursos humanos, pero creo que estamos en condiciones de sentarnos y decidir qué vamos a hacer con los recursos que tenemos. Son temas que no están cerrados y que habría que reflotar. El monitoreo social es el que nos va a servir. Porque las cámaras, en tiempo real, también te mostrarán a chicos en situación de riesgo en una plaza. ¿Qué pasa en ese caso? ¿Sólo los miramos?

- Por eso, más allá de lo puntual, cabe preguntarse si por las cámaras todos los ciudadanos no pierden algo de libertad.

- Sí, sí, pero prefiero ver el vaso medio lleno y decir que es en pos de la libertad de todos. Si se lo analiza en el mundo, yo no lo veo como un fisgón. Entiendo que el límite es muy delicado. Pero la tecnología de estos días y un uso racional permite reasignar recursos a otros lugares.

- Si Clarencio ingresa al Concejo, ¿le plantearon a usted ocupar la Subsecretaría de Control Urbano?

- No me hablaron y no me interesa. Voy a ayudar en cuanto pueda, pero la actividad en ese espacio no me interesa. Estoy muy contento por el esfuerzo de Clarencio y será muy difícil ocupar su lugar.

Comentá la nota