Cámaras pesqueras hacen pública su preocupación

El servicio de buques portacontenedores es vital para el proceso productivo y de comercialización de la pesca, aseguraron.
Conocido el anuncio de las empresas navieras Maersk y Hamburgsud de suspender su escala en el puerto local desde la semana próxima, las cámaras pesqueras de Mar del Plata hicieron notar su preocupación porque -aseguraron- esta decisión entorpecería y encarecería la logística de exportaciones del principal puerto pesquero de la Argentina.

Firmaron el comunicado el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA), la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa) y la Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura (Caabpa).

"El servicio de buques portacontenedores es vital para el proceso productivo y de comercialización de la pesca y de otras industrias de la región, por lo que consideramos que no es serio anunciar una medida de esta naturaleza con una semana de anticipación", lamentaron los firmantes.

Más allá de los "problemas de calado" enunciados por la firma Maersk para fundamentar la decisión tomada, "también es cierto que se trata de una medida resuelta no por una, sino por dos compañías navieras que recientemente han dejado de ser competidoras para fusionarse y trabajar en conjunto. De este modo han transformado a la pesca y a otras industrias en rehenes de sus decisiones", dispararon las cámaras marplatenses.

Respecto de los motivos esgrimidos para justificar la suspensión del servicio, CEPA, Caipa y Caabpa hicieron notar que "las condiciones operativas del puerto de Mar del Plata han mejorado mucho respecto de la situación anterior a la llegada de la draga Mendoza", y "si bien aún no se ha trabajado sobre el canal principal de acceso, debemos reconocer que se logró una mejora considerable en la profundidad y el ancho del canal secundario, lo que quedó demostrado en la última batimetría, cuyos resultados, han sido exhibidos por la gerencia general del Consorcio Regional de Administración del Puerto".

Por último advirtieron que la industria pesquera de Mar del Plata "no puede desarrollar en tan corto plazo la logística necesaria para transportar, vía terrestre, aproximadamente entre 8 y 10 mil contenedores por año (600 u 800 al mes) hacia el puerto de la Ciudad de Buenos Aires".

Por lo demás, aún en ese último caso, organizarse para trasladar la carga hasta el puerto de Buenos Aires "será con un serio perjuicio para las empresas ya que el atraso de carga provocará problemas comerciales y financieros, a la vez que obligará a afrontar un aumento de costos de flete y otros encubiertos, como el de proveerles seguridad a las cargas en la autovía 2", aseguraron las empresas locales.

Abud cuestionó a Pezzati y Pulti

El presidente de la comisión de Promoción y Desarrollo del Concejo Deliberante, Eduardo Abud (UCR) manifestó ayer su preocupación por la decisión de las empresas navieras de dejar de prestar el servicio de portacontenedores en Mar del Plata y cuestionó al intendente Gustavo Pulti y al presidente del Consorcio del puerto, Eduardo Pezzati, al acusarlos de "preocuparse más por la fantochada de llevar boliches a la escollera Norte que por asegurar las condiciones operativas" de la estación marítima local.

El concejal destacó que "hoy se están asentando en el Parque Industrial nuevas empresas que a lo mejor contaban con este servicio que les ofrecía la ciudad" y dijo estar muy preocupado por el efecto que la medida podría tener entre las empresas y trabajadores que están directamente vinculados con la operatoria de los portacontenedores.

Asimismo el edil radical cuestionó la tarea del municipio y de las autoridades del puerto, a las que culpó de "distraerse con disparates" como el de "llevar boliches a la escollera y no preocuparse en serio por garantizar las condiciones operativas" de la estación marítima. "Sabemos que la draga ha estado durante mucho tiempo y no se entiende por qué los barcos todavía hoy cargan sólo el 35% se su capacidad", se cuestionó el concejal.

Comentá la nota