Con las cámaras del microcentro ya labran infracciones de tránsito

Las faltas registradas van desde autos mal estacionados, circulación en contramano o por la peatonal hasta accidentes de tránsito. Inspectores relevan el material almacenado en la central de monitoreo y labran las multas.
Las cámaras de seguridad que desde hace un mes están instaladas en el microcentro de la ciudad ya cumplen una nueva función: aportan material fílmico fidedigno para registrar y sancionar infracciones a las normas de tránsito.

Si bien en un principio surgieron para morigerar hechos de inseguridad y los frecuentes robos exprés en la peatonal, el municipio les encontró pronto una nueva utilidad y sumó el aporte de la tecnología al trabajo de los agentes que recorren las calles.

De este modo, y a medida que los ciudadanos se vayan enterando de que sus infracciones son registradas por las cámaras -y que luego les llegará la multa-, las autoridades municipales estiman que se irá ordenando el tránsito en ese complicado sector de la ciudad.

Paso a paso

Todos los días, un inspector de la Secretaría de Control releva las imágenes que registran posibles infracciones en la nueva central de monitoreo, ubicada en planta baja del Palacio municipal. En el momento en que ocurre el hecho, personal de la central lo selecciona y lo guarda en el sistema informático. Luego, el inspector corrobora la contravención y labra la infracción en el formulario correspondiente, adjuntando como prueba la imagen digitalizada.

Las situaciones registradas por las cámaras son de las más variadas y riesgosas: camiones circulando por la peatonal San Martín, autos que van en contramano por calle San Jerónimo, otros que estacionan en lugares no permitidos y diversos accidentes de tránsito.

El moderno sistema permite aproximar la imagen hasta la chapa patente del auto infractor, para evitar errores al momento de labrar la multa.

Además, hay una comunicación permanente entre el personal de la central que observa las irregularidades en el momento en que ocurren y los agentes que están en la calle.

Otros casos

Respecto a los hechos de inseguridad, desde que las cámaras comenzaron a operar, se detectó a una mechera en acción, se avisó a la policía a través del 911, lo que permitió detenerla unos días después, incorporando la filmación como prueba. "Esto era un pedido histórico de los comerciantes porque siempre se sabía quiénes eran pero nunca podían probarlo", explicó el secretario de Gobierno, José Corral, quien calificó la experiencia como "muy positiva".

Además, el sistema se usó para identificar a una persona que tenía pedido de captura por parte de la policía y para detener a una pareja de la provincia San Luis que, haciéndose pasar uno de ellos por inválido, robaban y escondían los objetos en la silla de rueda.

Corral destacó el "buen trabajo de coordinación con la policía". Las 24 horas del día hay un policía en la central de monitoreo. La transmisión del hecho delictivo es inmediata, por lo que las fuerzas de seguridad se enteran en el mismo momento en que está ocurriendo.

Comentá la nota