La Cámara de Transporte local espera respuestas concretas sobre la complicada situación del sector

En el marco de emergencia sanitaria, las empresas de transporte recaudaron un 40 por ciento menos. Esta situación se suma a la mala distribución de los subsidios. La entidad pidió la colaboración al Municipio, que ya realizó gestiones.
Tras el encuentro efectuado los primeros días de julio, la Cámara de Transporte se volvió a reunir el viernes pasado con el Ejecutivo municipal a los efectos de conocer las gestiones realizadas para lograr una mejor redistribución de los subsidios de Nación.

En diálogo con El Eco de Tandil, el presidente de la entidad que nuclea a los transportistas, Daniel Albanese, calificó como positivo el cónclave encabezado por el jefe de Gabinete, Carlos Fernández, y expuso que sólo resta "esperar resultados concretos".

Una vez planteado el problema que atraviesa el sector, las autoridades comunales realizaron las acciones correspondientes para "hacer fuerza" y lograr que la ayuda económica que envía la Secretaría de Transporte de la Nación para las empresas llegue a tiempo y que además no quede concentrada en su mayoría en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En la reunión de julio, en la que coincidió la declaración de la emergencia sanitaria en el partido de Tandil y el pago de los aguinaldos, los representantes de la Cámara de Transporte plantearon la complicada situación "cuando veíamos que los subsidios no llegaban". Todo ese contexto "provocó una caída tremenda, casi del 40 por ciento de la recaudación", que serían unos "60 mil pesos por empresa, que es muchísima plata para nosotros", describió Albanese sobre la problemática del sector.

Frente a este "panorama muy complicado", los representantes del rubro acudieron a las autoridades comunales para "ver si podía gestionar un poco por nosotros y ver si podía lograr que los subsidios llegaran, por lo menos, a tiempo".

"Todo el mundo gestiona. El Ejecutivo ha hecho gestiones ante las autoridades que han tenido la oportunidad de hablar. Esperamos resultados, cuanto antes mejor; porque la situación es complicada", mencionó el funcionario.

Distribución

más equitativa

Los subsidios "no alcanzan en el interior, es muy poco lo que llega, que debería ser más del doble", expuso el presidente de la cámara respecto a los 84 centavos por kilómetro que se destinan para esta ciudad. "Los números no cierran, la ecuación la hacemos cerrar nosotros. Pero no sólo nosotros, todo el interior", agregó.

En ese sentido, indicó que "a fines de agosto va a haber una reunión de Fatap (Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros) en Mar del Plata, para ver si se puede conseguir que se redistribuya de otra manera, porque todo el interior está reclamando eso".

De todas formas, "y por los datos que tenemos, el Gobierno central tiene la intensión de distribuir esto de otra manera. Lo que pasa es que no se sabe en qué tiempo se va a implementar".

Como consecuencia de la puja se produce "una contrapresión" impulsada desde el área metropolitana (el lugar a donde se destina el grueso de los subsidios). "El subsidio va a ser el mismo, lo que pasa es que se va a distribuir de otra manera. Esa contrapresión existe también", afirmó Albanese.

El combustible y la

normalización del servicio

En el mismo orden, planteó que padecen inconvenientes con el combustible "en forma recurrente". El abastecimiento de las unidades funciona por medio de un subsidio que "se implementa a través de un sistema que utiliza una tarjeta como si fuera de débito. Entonces vas a cargar y no anda el sistema. Entonces no podés acceder al descuento y lo tenés cargar a precio consumidor", explicó.

Esta situación "también nos está causando muchos problemas, porque la diferencia es notable, tremenda para nosotros".

Albanese manifestó que "los problemas nos sobran, pero estamos trabajando para solucionarlos" y destacó que pese a todo, el servicio "no se ha resentido". Tandil tiene "un servicio que es muy bueno".

Por otro lado, con el inicio de las clases, los recorridos se normalizarán. A partir de hoy comenzarán a funcionar con las frecuencias normales, con 10 minutos entre unidad y unidad y, en hora pico entre 4 a 6 minutos.

De cualquier forma, las unidades serán ventiladas y desinfectadas, dado que "hay una recomendación en ese sentido de no bajar la guardia", concluyó Albanese.*

Comentá la nota