La Cámara Textil ve signos de recuperación

Luego de meses "en caída libre", desde la Cámara Lujanense de la Industria Textil aseguraron que hay muestras de mejoras. Las explicaciones de Daniel Prusky, presidente de la Cámara, y Alberto Villagra, tesorero.
- ¿Cuál es la situación de la industrial textil en la zona?

Prusky- Veníamos en caída libre, con una perspectiva no muy saludable y ahora no sólo se frenó esa caída sino que hay algún grado de reactivación. Gradualmente irá llegando a todos los niveles, porque suele reaccionar más rápido un textil con 35 años en el rubro que uno mucho más nuevo. Tenemos datos que nos suponen el comienzo de la superación de una crisis. Nos da la sensación de que lo peor de la crisis pasó. No lo puedo asegurar.

- ¿Es un marco que presupone un incremento en las fuentes de trabajo?

P- No me animaría a decirlo, pero sí puedo afirmar que no hay razones para pensar en despidos.

Villagra- Se dieron incorporación. No es algo masivo, pero se nota.

P- Hay varios colegas que trabajaban dos turnos y se encuentran con problemas para encontrar la gente que cubra un tercer turno.

- Esa recuperación de la que ustedes hablan, ¿se da en algún sector particular o es general?

P- Creemos que se comienza a registrar en todos los textiles. Principalmente, las medidas que nosotros logramos como Cámara beneficiaron en una primera etapa a las hilanderías, que reaccionaron hace unos cuatro meses. Después se nota en el tejido plano y por último en el comercio.

V- Encauzamos medidas para que se reactivara toda la industria textil. En eso ayudaron las licencias no automáticas, valores de referencia, garantías en las importaciones y estamos detrás de otras medidas que no son sencillas de conseguir.

- ¿Llegan empresas importantes del rubro textil al partido de Luján?

P- Sí, no directamente textiles, pero sí nos involucran. Y existen muchas consultas de gente de afuera que quiere instalarse en Luján. Y un confeccionista muy grande se asoció a la Cámara. Estas son pequeñas o grandes señales que indican que vamos por el camino correcto. Otra señal espectacular es que importadores de peso del rubro textil saben quiénes somos en Luján. Y todo se logra por defender a la industria textil, algo que sólo nosotros, desde adentro, podemos hacer. Sabemos qué es lo que defendemos.

- ¿Cómo enfrentó la Cámara los momentos de zozobra? ¿Perdió socios?

P- No, por suerte eso no ocurrió. Hay muchos socios que no podían pagar pero ahora están regularizando su situación. La Cámara se arregló como pudo y sabemos que ahora muchos socios volverán a acercarse. Necesitamos el apoyo de todos. Debemos ser concientes que esto no se hace solamente con palabras. Vamos a cumplir dos años de gestiones constantes, sin dejar de insistir en los reclamos un solo día.

Estamos bien encaminados. Y contentos porque las gestiones dieron los logros esperados. Cuando se inició la Cámara jamás se pensó en llegar hasta donde estamos hoy. Cumplimos con la palabra. Cumplimos con el Estado en no echar a nadie y, muy a pesar de las críticas, el Estado también nos respondió.

- ¿Los textiles locales participaron de las rondas de negocio de Walt-mart?

P- Participamos, pero es algo que nos llevará tiempo. Es un trabajo muy arduo y tenemos otras prioridades. Pero no lo descartamos. Para presentar un producto con packaging, código de barras, terminado y empaquetado no es sencillo. Necesitamos un equipo de gente y por ahora no estamos preparados para eso, pero no lo descartamos. Es muy interesante. Sería un modo de defender la marca Luján, algo que pretendemos.

Comentá la nota