La Cámara de Representantes de los EEUU aprobó reforma financiera

La Cámara de Representantes de los EEUU aprobó reforma financiera
Son los mayores cambios en la regulación del sistema desde la Gran Depresión y representan una importante victoria para la administración de Obama. La norma será tratada por el Senado, bien entrado el 2010.
Nancy Pelosi, titular de la Cámara de Representantes, presenta la reforma en una conferencia de prensa

Nancy Pelosi, en conferencia de prensa (AP)

La Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos aprobó el viernes los mayores cambios en la regulación financiera desde la Gran Depresión, en lo que fue una victoria para el Gobierno del presidente Barack Obama.

Con el Senado listo para debatir reformas similares bien avanzado el próximo año, la Cámara de Representantes aprobó el proyecto, discutido desde el estallido de la crisis, con 223 votos a favor y 202 en contra.

El proyecto crearía un consejo entre agencias para vigilar el riesgo sistémico en la economía, aplicar duras medidas contra los fondos de cobertura y agencias calificadoras de crédito, crearía una agencia de protección al consumidor financiero y expondría a la política monetaria de la Reserva Federal a un escrutinio legislativo sin precedentes, entre otras reformas.

Los republicanos y grupos de presión de bancos y firmas de Wall Street lucharon por meses para debilitar y postergar el proyecto, argumentando que es una intrusión innecesaria y costosa en los negocios. La batalla continuará por meses en el Senado, que se espera presente una legislación más modesta.

Una vez que los proyectos separados pasen por la Cámara baja y el Senado, las cámaras tendrían que acordar un proyecto legislativo común que pueda ser convertido en ley por Obama. El propio Obama se mostró satisfecho con la aprobación de la iniciativa y la calificó como "otro paso importante" hacia una reestructuración amplia del sistema financiero.

"Esta legislación nos acerca a una reforma financiera necesaria, amplia que creará reglas más claras (...) y un sistema financiero más estable, con una mejor protección para los consumidores e inversores", dijo el mandatario en un comunicado, donde instó al Senado a aprobar el proyecto lo antes posible.

En una victoria para la industria bancaria, la Cámara votó para rechazar una medida que le habría permitido a los jueces cambiar los términos de las hipotecas para propietarios atribulados. En otra votación, los demócratas vencieron un intento de debilitar una cláusula clave del proyecto de reforma -la creación de una Agencia de Protección Financiera al Consumidor (CFPA, por sus siglas en inglés).

Previamente el viernes la cámara baja rechazó una enmienda que requeriría que las corporaciones pequeñas con capitalización de mercado de menos de 75 millones recibiera revisiones externas de sus controles financieros internos bajo regulaciones aprobadas tras la caída de Enron.

La enmienda se refería a ciertas auditorías bajo las leyes Sarbanes-Oxley del 2002.Además de la regulación de riesgo sistémico, el proyecto le daría al Gobierno nuevos poderes sobre los grandes bancos y fijaría nuevos protocolos para lidiar con grandes firmas "demasiado grandes para quebrar", que tengan problemas.

La iniciativa impondría además nuevos frenos en las remuneraciones a ejecutivos, fortalecería las protecciones para los inversores y, por primera vez, implementaría una oficina para monitorear a la industria de seguros.

Comentá la nota