Una Cámara ratificó condena por injurias a De la Sota

El médico Altamirano lo demandó por sentir mancillado su honor. El ex mandatario puede apelar ante el Tribunal Superior.
La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de 7ª Nominación confirmó un fallo en primera instancia que condena al ex gobernador José Manuel de la Sota a pagar 8.626 pesos al médico Carlos Altamirano, en concepto de resarcimiento por daño moral.

Altamirano (integra un grupo de médicos autoconvocados) demandó a De la Sota por injurias y ya ganó las dos primeras instancias de ese pleito. Ahora, el ex gobernador tiene la chance de casar el fallo de la Cámara y recurrir al Tribunal Superior de Justicia.

El caso en cuestión se remonta a 2006, cuando Altamirano y De la Sota –entonces en ejercicio como gobernador– protagonizaron una disputa mediática en torno a los concursos que el Gobierno había puesto en marcha para nombrar médicos en hospitales provinciales, y sobre los cuales el mencionado profesional ponía reparos.

"El médico que rechazó los concursos parece que no quiere concursar porque tiene una sanción ética por mala praxis y no podrá ganar", dijo en aquel momento De la Sota, para menoscabar la representatividad de Altamirano como vocero de los médicos autoconvocados.

Altamirano lo intimó por carta documento a ratificar o rectificar sus dichos, a lo cual el entonces gobernador respondió mediante otra carta documento en la que rechazó el emplazamiento y confirmó sus apreciaciones

Puesto a dirimir la demanda por injurias, el juez de 45° Nominación Civil y Comercial, Daniel Suárez, interpretó que efectivamente De la Sota había injuriado a Altamirano, al considerar que los dichos del ex gobernador fueron "totalmente innecesarios y excedidos" en el ejercicio regular de su derecho a la opinión.

"En efecto, la cuestión(de los concursos) se encontraba en carriles de solucionarse, con coincidencias totales , de manera que introducir la situación personal de uno de los referentes de los médicos autoconvocados, cual es la sanción ética que se le aplicara años atrás al doctor Altamirano, no aparece sino como específicamente innecesaria y agraviante", valoró el juez de primera instancia.

Ante la apelación que presentó De la Sota, ahora la Cámara, integrada por los jueces Rubén Atilio Remigio, Jorge Miguel Flores y María Rosa Molina de Caminal, confirmó el fallo en primera instancia, y le dio la razón al demandante.

El médico Altamirano cuenta con el patrocinio legal del ex legislador provincial Miguel Ortiz Pellegrini (Frente Cívico y Social) y nuevamente tiene ahora un alto perfil público, en el marco del conflicto salarial que enfrenta a la gestión del actual gobernador, Juan Schiaretti, con los empleados estatales y en particular con quienes integran los equipos de salud.

Comentá la nota