La Cámara de Diputados subastará cinco vehículos

La medida se enmarca en el ajuste que inició la Cámara baja. Se venderán vehículos para recuperar fondos que permitan el funcionamiento de la institución.
El presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Tomassi, decidió subastar cinco vehículos que tiene la Cámara baja con la finalidad de "eliminar gastos excesivos de mantenimiento", según indica el decreto emitido por la presidencia el pasado 6 de abril. El remate público es para la venta de cuatro automotores y se decidió conservar una flota de tres que, según se considera en el instrumento, "se ajusta a la real necesidad de servicios".

La medida se tomó luego de que la Cámara efectuara la renovación parcial del parque automotor y en el marco de las políticas de ajuste que debió tomar por la crisis económica que afronta la institución. Las unidades a subastar son una Ford F 100 4 x4, un minibús Asia Towner, una Ford F 100, un auto Peugeot 406 y una camioneta Mitsubishi L 200.

El artículo segundo del decreto encomienda a la Dirección de Administración y Contaduría de la Cámara de Diputados a concretar el proceso de la subasta pública, ajustada a las disposiciones establecidas en la Ley Provincial de Administración Financiera. La normativa tiene fecha del 6 de abril pero recién se protocolizó hace pocos días, razón por la que todavía no se convocó a la venta pública.

De acuerdo con la ley Provincial de Administración Financiera, la subasta pública "consiste en la compra y venta de bienes en acto público, previa publicidad del llamado, sin limitación de concurrencia y al mejor postor". También explica que podrá recurrirse a subasta pública, en la venta de bienes y en toda otra contratación del Estado que la reglamentación determine en atención a su oportunidad, naturaleza o característica. También indica que cuando se disponga la subasta pública de bienes del Estado Provincial deberá fijarse previamente un valor base, que será estimado con intervención de los organismos técnicos competentes.

Según trascendió, la intención de las autoridades de la Cámara baja es recuperar fondos para el funcionamiento de la institución al argumentar que el Poder Ejecutivo Provincial retacea el envío de fondos y tiene una deuda acumulada de cinco millones de pesos. Hace un mes atrás ya emitió una disposición por la que se tomaron medidas para reducir el gasto público.

A pesar de la crisis por la que ya atravesaba la Cámara de Diputados, en diciembre del año pasado se incorporaron dos nuevos vehículos a su parque automotor: una Peugeot Partner y una Peugeot 806. Fue a través de un proceso de licitación que se abrió durante el mes de diciembre cuyo límite para la licitación era de 200.000 pesos. "Se pretende cambiar el parque automotor. Se hizo una estimación de lo que se gasta en arreglos y lo que sale el mantenimiento de esos vehículos viejos. La idea es vender unos cuatro vehículos", ya habían adelantado a fines del año pasado desde la secretaría administrativa a El Ancasti.

Comentá la nota