Cámara de Diputados: Se realizó la segunda jornada de debate "Por una política agropecuaria de Estado".

Cámara de Diputados: Se realizó la segunda jornada de debate "Por una política agropecuaria de Estado".
Dando continuidad a la jornada realizada el lunes pasado en la Legislatura chaqueña, los integrantes de la Mesa de Enlace Regional Alfredo Narduzzi, Carlos Vera, Martín Spada, Ricardo Maglietti y Enrique Dalgesio, convocaron a la Jornada Debate "Por una política agropecuaria de Estado, con compromiso para los intereses chaqueños". El encuentro se realizó en la mañana de este lunes en el Recinto de Sesiones "Deolindo Felipe Bittel" para "diagramar estrategias y lineamientos para una política agropecuaria en defensa de los intereses chaqueños".
Estuvieron presentes en la jornada el senador Roy Nikisch, los diputados nacionales Luciano Fabris, Margarita Beveraggi y Liliana Bayonzo, la diputada provincial María Maglietti por la provincia de Formosa y los legisladores provinciales Oscar Dudik, José De Bórtoli, Miguel Melar, Carlos Lobera, Luis Verdún, Marilyn Cristófani, Eduardo Siri, Alicia Terada, a los que luego se sumaron Juan Chaquires, Oscar Raffin, Ricardo Sánchez y Clelia Ávila, la participación del titular de la Sociedad Rural del Chaco Enrique Santos, además de integrantes de CHAFOR, Confederaciones Rurales Argentina, Federación Agraria Argentina y CONINAGRO.

PALABRAS DE BIENVENIDA

La titular del Parlamento Alicia Mastandrea dio la bienvenida, tras lo cual explicó que "esta Jornada se realiza por iniciativa de la Mesa de Enlace y es continuación de la reunión del pasado 23 de marzo desarrollada aquí, en esa oportunidad, bajo el lema -Nuestro compromiso con el Campo: diagnóstico y propuestas para superar la emergencia y fortalecer al sector- se ofreció un ámbito en el cual los representantes del sector tuvieron la ocasión de presentar su mirada de la crisis y propuestas superadoras".

Mastandrea aseguró que "entre estas propuestas, rescato la fuerte preocupación manifestada por la continuidad en la actividad de muchas familias de pequeños y medianos productores, con un fuerte impacto en lo social, lo que demandaría una asistencia directa para enfrentar futuras actividades productivas y atender cuestiones sociales básicas, y se solicitó discutir y delinear, entre todos, una política agropecuaria provincial armonizada con la nacional, que le de productividad, previsibilidad y sustentabilidad al sector, evitando las improvisaciones por la falta de acciones y mecanismos para enfrentar la emergencia".

Paralelamente destacó que "una de las propuestas fue la realización de esta reunión, con el objetivo de diagramar estrategias en la búsqueda de soluciones que corrijan políticas aduaneras, impositivas, comerciales, entre otras, y particularmente, la diagramación de una política agropecuaria de estado, con compromiso para los intereses chaqueños.

Para nosotros es un honor poder dar este espacio en la Legislatura, que es la casa del pueblo. Coincidimos en la necesidad imperativa de generar alternativas para paliar las distintas causas que suman a la crisis actual".

Precisó además que "según los últimos datos del INDEC, las exportaciones de Argentina cayeron el 30% el primer bimestre de 2009 en comparación con el primer bimestre de 2008". Y prosiguió "mirando en detalle este porcentaje que ya es alarmante, se observa que las exportaciones de trigo y de maíz cayeron un 70% en igual período", aseguró.

También dijo que "parte de esta caída se debió a la caída de los precios internacionales, el índice de precios internacionales de productos agropecuarios muestra una caída promedio del 25% el último año". Además "la sequía, también impactó trágicamente, pero sin dudas, a las malas noticias, le hemos agregado malas políticas que han afectado las posibilidades productivas de actividades como la ganadería, lechería y trigo y otras políticas -como la de retenciones- que le han vaciado el bolsillo al productor y a la Provincia".

"Se estima que los productores de Chaco han pagado en concepto de retenciones el año pasado alrededor de 1.000 millones de pesos. Esos son los ingresos que dejaron de percibir aquellos que vendieron su producto, son ingresos que se los queda la Nación". "Ni los productores, ni el Gobierno de la Provincia vieron un centavo" aseguró.

Mastandrea dijo que "si las retenciones no existieran, un estudio del IERAL, ha estimado que la Provincia del Chaco hubiera recibido en concepto de coparticipación del impuesto a las Ganancias, unos 300 millones de pesos; o sea, los productores hubieran ingresado unos 700 millones de pesos después de pagar ganancias, y la provincia 300 millones de pesos en concepto de coparticipación de ese impuesto". Y prosiguió "otra sería la discusión de hoy con esos fondos en sus manos y en las de la Provincia".

También aseguró que "el despojo a las arcas del Chaco no se limita allí: la Nación no cumple con el piso del 34% de la coparticipación, como manda la Ley, que implica, para nuestra provincia, que no se han recibido alrededor de 240 millones de pesos en 2008 en concepto de coparticipación; pero otras serían las posibilidades de ayudar a los que hoy se encuentran en emergencia si la Provincia contara con los fondos que legítimamente le pertenecen. Solo los 240 millones que por Ley debería haberse girado el año pasado –y deberían girarse este año- serviría para atender los reclamos de más urgencia que se ha solicitado en esta mesa", manifestó Mastandrea.

Comentá la nota