La Cámara de Diputados busca no llegar al mes sin sesionar

Anoche, a última hora, el oficialismo definía estrategias para tratar de destrabar la sesión de mañana. Hoy se tenderán puentes de negociación con el Partido Nuevo. Se busca realizar una sesión especial para evitar tratar el tema Codello.
La Cámara de Diputados se encuenta en un encrucijada, principalmente el oficialismo, respecto a dar números para sesionar o no esta semana. Es que si hay reunión en la Cámara baja, deberá tratar el juicio político al ministro del Superior Tribunal de Justicia Juan Carlos Codello y, como están los números actualmente, es probable que sea derrotado.

De no reunirse esta semana, se completaría el mes sin sesionar, un desgaste ante la opinión pública que está pagando la Cámara toda, aunque las responsabilidades no son compartidas. Mientras tanto, se continúan acumulando expedientes y retrasando los tiempos para tratar temas importantes, como los nacidos de la reforma constitucional del año pasado, que deben ser aprobados antes de fin de año.

La salida que se buscaría desde el oficialismo es realizar una sesión especial con un temario en el que no estén los pedidos de juicio político contra el ministro del STJ. Esta opción sería insólita, pues el cuerpo se encuentra en el periodo ordinario y, de concretarse la sesión especial -con un temario que no incluya los juicios políticos-, el oficialismo “blanquería” que no quiere sesionar por temor a perder la votación en el caso Codello.

En tanto, quien es el “fiel de la balanza legislativa”, el bloque del Partido Nuevo, habría sentado posición: quiere sesionar y rechazará los pedidos de juicio político a Codello. Es decir que, por un lado, sirve a la estrategia oficialista y, por el otro, a la de la oposición.

Anoche, a última hora, en un cónclave entre la presidente de la Cámara Josefina Meabe de Mathó y los diputados Pedro Braillard Poccard, Marcelo Chain y Pedro Cassani, se definían las estrategias a seguir. Se buscaba tender puentes de negociación con legisladores del Partido Nuevo, con el fin de lograr el quórum de 14 o más votos para avanzar con la sesión.

Quien parece llevar el desgaste mayor por no sesionar, debido al tema Codello, es el oficialismo. Lo que ocurre es que la oposición, representada por el Frente para los Correntinos, parte del peronismo y un sector del partido Liberal, estuvo presente en todas las sesiones y no logró los números necesarios para tener quórum.

Hoy se terminará de definir si hay sesión. Durante la mañana se esperan varias reuniones con el fin de tratar de destrabar el tema. Por el momento están 13 a 13, este número hace que el oficialismo dude de ingresar, pues sufriría una derrota legislativa.

En el mediodía se tiene que conocer el orden del día, entonces quedará claro si se avanza en la sesión o no. En caso de que se quiera avanzar en una sesión especial, para mañana también se debería conocer la solicitud de la misma.

“Hace tres sesiones que no nos reunimos y eso no es bueno, pero somos varios los que decidimos que antes de fin de año terminaríamos la labor legislativa pendiente”, dijo el diputado Braillard Poccard, agregando que esto “es decisión de un grupo grande” de diputados. Luego dejó en claro que las sesiones especiales “reglamentariamente son posibles”.

En la Cámara baja todo está por verse. Son muchos los legisladores que quieren sesionar debido a que su imagen se desgasta ante la sociedad. Sin embargo, no están dispuestos a hacerlo a cualquier precio. Hay que ver cuál es el costo que están dispuesto a pagar.

Comentá la nota