La Cámara de la Construcción celebró la iniciativa

En diálogo con lanacion.com, el presidente de la entidad, Carlos Wagner, dijo que esta inversión pública creará una fuerza contracíclica que evitará la contracción del sector e impulsará al país ante la crisis
El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Carlos Wagner, celebró los anuncios de la presidenta, Cristina Kirchner, sobre el fortalecimiento y aceleración de un plan de infraestructura mediante el cual se prevé alcanzar el año próximo una participación de la obra pública del 5% en el Producto Bruto Interno (PBI), tal como lo reclamaba el sector, actualmente sumido en una profunda desaceleración.

"Esto es auspicioso para el sector y para el país. El monto, que se suma a los 34.000 millones aprobados en el presupuesto 2009, duplicará el año que viene lo asignado en 2008, cuando anteriormente la inversión se iba a elevar sólo un 20%. Y en este momento, que estamos sufriendo a raíz de factores externos, cuando se prevé que va a haber una contracción general, significa crear una fuerza contracíclica", dijo Wagner a lanacion.com . Eso, destacó, "coincide con el modelo que se está aplicando en otros países, como se piensa hacer en los Estados Unidos".

"Aumentar la inversión pública es la única forma para salir de estas recesiones", afirmó. Según sus palabras, los resultados del plan en el próximo año "dependen de la velocidad de instrumentación" y de que las partidas se vuelquen rápidamente para evitar la caída de la actividad.

Wagner enfatizó en lo "positivo" de que el programa se reparta de manera tal que las obras puedan ser realizadas por pequeñas y medianas empresas, según las palabras del Secretario de Obras Públicas, José Francisco López.

"Me parece bárbaro que las pymes sean las que más actividad tengan. De entre las 20.000 o 21.000 empresas inscriptas en el Instituto de Estadística y Registro de la Industrias de la Construcción (Ieric), más de 18.000 tienen esas características", detalló el directivo de la entidad que agrupa a los constructores a nivel nacional.

El plan tiene como objetivo elevar los puestos de trabajo de más de 400.000 hasta 780.000 en el sector. "Esa es una cifra que no se ha visto nunca. Seguramente se van a generar nuevos puestos también en las industrias subsidiarias y en la cadena, al aumentar la demanda de insumos", dijo Wagner.

Comentá la nota