Cámara de Comercio de Ushuaia: combatiendo la inseguridad

Ante el creciente número de hechos de inseguridad que se sufren en la ciudad de Ushuaia, y también en Río Grande, la Cámara de Comercio ha iniciado serie de acciones que pretenden atacar este flagelo. Reuniones con otras cámaras y organizaciones intermedias para pedir legislación acorde a las circunstancias son algunas de las acciones que vienen desarrollando.
La Cámara de Comercio de Ushuaia en reiteradas oportunidades ha manifestado su preocupación ante el significativo incremento en los hechos delictivos en la ciudad. Desde el seno de la Cámara que nuclea a los comerciantes de Ushuaia se expresa esa preocupación a partir de la numerosa cantidad de ocasiones que se producen hechos por parte de las mismas personas, quienes ante la ausencia de políticas penales que permitan la represión y castigo del delito, regresan a las calles para continuar delinquiendo.

Esta situación –según los comerciantes– se sustenta en las demoras que existen en la faz judicial para procesar, juzgar y condenar los delitos contra la propiedad. Por ello la idea que están desarrollando es, junto a otras instituciones privadas, públicas, gremios y asociaciones, una modificación al Código Procesal Penal, con la puesta en marcha de la figura de flagrancia que permitirá acortar los plazos judiciales, garantizando el debido proceso.

Al respecto el presidente de la Cámara de Ushuaia, Ángelo Querciali, le dijo a EDFM que "nos preocupa la suma de hechos en este último año y medio, de hurtos, robos, daños contra la propiedad. Esto lo manifestamos como ciudadanos y no como integrantes de una Cámara. Y como ciudadanos no queremos vivir de esta manera. No acepto que un hijo mío sea lastimado porque le quisieron robar las zapatillas", expresó.

También admitió que "lo primero que se piensa es que la Policía no actúa o es incompetente, cuando en realidad la Policía detiene a muchos sospechosos, pero un sistema judicial garantista los libera inmediatamente".

En la misma línea Querciali continuó diciendo que "por eso desde hace un tiempo estamos apoyando públicamente la ley de flagrancia presentada por el Jefe de la Policía Provincial, comisario Walter Papa. Nos parece una herramienta importante", comentó.

El empresario criticó que "la ley demoró cuatro meses para que el Poder Ejecutivo la presentara en la Legislatura, lo cual nos parece terrible, de una insensibilidad extrema y de una gran irresponsabilidad, que una ley tan importante sea demorada. Por eso presionamos desde las Cámaras y llegó a la Legislatura la semana pasada".

Además, aclaró que detrás de la iniciativa "hay instituciones, gremios, intendentes, concejales y muchos ciudadanos que entendemos que pagamos impuestos para tener Salud, Justicia, Seguridad, Educación. El Gobierno provincial está en un estado de crisis, no alcanza nada más que para pagar sueldos, por eso pedimos hablar con la Policía primero".

La discusión sobre la ley de flagrancia motivó un encuentro entre integrantes de la Cámara con representantes de la Policía Provincial, para avanzar en la discusión en torno a la seguridad en la ciudad. El encuentro se llevó a cabo este martes y al respecto Ángelo Querciali nos comentó que "nos dio mucha satisfacción poder reunirnos prácticamente de inmediato con la gente del Comando, con quienes pudimos analizar el mapa del delito. En ese mapa, el índice de robos a comercios resulta insignificante, a pesar de ser los únicos que salen en los diarios, por eso el problema no es de los comerciantes, es de todos", destacó.

Y observó que "la Policía sabe dónde, cuándo y quiénes son los que comenten delitos, pero falta que la Justicia ajuste en cierta medida su postura. La tendencia garantista corre a favor del delincuente y en contra de la victima. Que sean más estrictos con las penas. Creo que la Justicia necesita la ley de flagrancia, por eso pugnamos porque sea tratada y sancionada por la Legislatura con la mayor celeridad".

"Además –expuso– la población ha crecido en forma importantísima y la Policía sigue teniendo el mismo número de efectivos y con recursos insuficientes. Faltan agentes, nuevas comisarías, cámaras de seguridad, calabozos. Nos sorprendimos con el nivel de carencias que tiene la Policía. Deberían aprobarse partidas para que ingresen más cadetes, compren móviles, construyan celdas de alojamiento de detenidos".

Finalmente, el comerciante ushuaiense apuntó que "esto se soluciona entre todos porque es un derecho y un deber de todos", por lo cual adelantó que "nos vamos a reunir con distintas cámaras y actores sociales para ir a la Legislatura a pedir que traten la ley. Entiendo que es la voluntad de los legisladores avanzar en este sentido, sólo el bloque del ARI está un poquito reticente, pero si lo analizan y ven lo que está pasando van a comprender que esto debería salir inmediatamente. Y obviamente también pediremos entrevistas con la Justicia".

Comentá la nota