La Cámara baja aprobó el polémico "impuestazo" tecnológico

El cuestionado proyecto que pretende elevar el IVA a los artículos electrónicos que no se fabrican en Tierra del Fuego, obtuvo media sanción con El diputado del PRO, Federico Pinedo, advirtió en C5N que tendrá un "impacto muy profundo" en el consumo. Los celulares saldrían un 30% más caros. Notebooks y netbooks, excluidas
El impuestazo a la tecnología es el primer tema que se debatió a fondo y voto en el recinto tras 80 días de inactividad de la Cámara de Diputados. Con amplio margen -sólo requería mayoría simple- el "impuestazo" tecnológico fue sancionado con 136 votos a favor, 61 en contra y 18 ausentes.

De esta manera, los productos electrónicos que no se produzcan en Tierra del Fuego verán aumentado su Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 21%, al mismo tiempo que se reducen los gravámenes internos en la provincial austral.

De hecho, en Tierra del Fuego se prevén inversiones de U$S 40 millones para dinamizar la producción nacional, pero la oposición considera que es insuficiente y que "no puede hacer frente al 100% de la demanda".

El proyecto contó con el respaldo del Frente para la Victoria (FpV), el Movimiento Popular Neuquino (MPN), Solidaridad e Igualdad (SI), en tanto que el ARI y la UCR se absutvieron. El PRO se manifestó en contra.

El jefe del bloque macrista, Federico Pinedo, señaló en C5N: "Estamos en contra de este proyecto cuyo resultado es que millones de argentinos paguen entre un 30 y un 40 por ciento más caros los celulares que son una herramienta de trabajo de la gente".

En tanto, el jefe del bloque de la UCR, Oscar Aguad remarcó que "el proyecto no es bueno pero tiene que ver la industria en Tierra del Fuego. Seria bueno que la Argentina deje de armar componentes electrónicos allí y produzca elementos que estamos importando".

Agregó que "afectará al consumo de todos los productos en forma directa, es un arancel encubierto bajo el título de un impuesto".

Durante la sesión, Esteban Bullrich fue la voz cantante de todo el arco opositor en la Cámara de Diputados respecto al proyecto de ley que afectará notablemente en los bolsillos de los argentinos.

El legislador macrista estimó que el impuestazo a los artículos electrónicos importados "tendrá un impacto muy profundo" y que "hay una distorsión que no entendemos", ya que según precisó el costo para los compradores será mucho mayor que el plus a recaudar.

El diputado del PRO adelantó que en su bloque parlamentario "hay un consenso que el proyecto no está claro" y anticipó que se propondría excluir a las notebooks de la medida. De todos modos, matizó que "mientras en el mundo se regalan laptops a los alumnos, acá estamos pensando en dificultar el acceso a la tecnología".

"No hay capacidad de producción para abastercer al 100% de la demanda y hay que acompañar al crecimiento industrial, sobre todo en Tierra del Fuego, pero no con estos altísimos impuestos", agregó el legislador macrists.

El proyecto eleva la tasa del IVA del 10,5% al 21% para bienes tecnológicos como monitores, junto a otros productos electrónicos y electrodomésticos.

Por la mañana, el presidente de la Cámara de Informática y Comunicaciones, Norberto Capellán, sostuvo que la sanción de la ley "es un grave retroceso" y advirtió que el impuesto "impactará en las personas de menores recursos" y frenará "la adopción de nuevas tecnologías".

Comentá la nota