Cámara alta aprobó el impuesto tecnológico y vuelve a Diputados

La Cámara de Senadores de la Nación aprobó, y devolvió a Diputados, un proyecto de Ley que intenta incentivar a las industrias tecnológicas radicadas en la provincia de Tierra del Fuego.
El proyecto aumenta los impuestos internos en todo el territorio nacional para la producción de productos electrónicos, pero los baja en la provincia patagónica para la fabricación de equipos de radio, televisión y aires acondicionados.

El proyecto fue aprobado por 35 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones.

La norma fue devuelta a Diputados porque la Cámara originaria le introdujo una modificación que no respetaba el espíritu original del proyecto enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo.

A principios de septiembre, el Senado envió de vuelta a Comisión el proyecto, luego de que la oposición se negara a dar el quórum necesario para tratarlo porque, según habían denunciado, poseía una modificación introducida en la Cámara baja que favorecía a una sola empresa constructora de aires acondicionados.

El proyecto enviado por el Ejecutivo establecía que entraran en la promoción las empresas que, entre otros artefactos, fabricaran aires acondicionados de hasta 6000 frigorías.

En Diputados, al momento de votar la Ley, se le introdujo una modificación y el texto pasó de 6 mil frigorías a 6 toneladas de frigorías que equivalen a 18 mil frigorías.

Al presentar la iniciativa, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el correntino Fabián Ríos, consideró que "si le quitamos los incentivos a Tierra del Fuego lo que vamos a incentivar es la desocupación y la conformación de organizaciones como las que denuncia el senador Morales".

La referencia de Ríos estaba destinada al radical jujeño Gerardo Morales, quien durante la sesión de hoy había acusado a organizaciones de piqueteros de su provincia de utilizar la violencia para obtener réditos económicos y políticos.

A su turno, el senador por Tierra del Fuego, José Martínez, remarcó que "hay que sustituir importaciones, hay que generar trabajo y actividad económica, pero también arraigo, desarrollo y movilidad social".

"Debemos dejar de ser ciudadanos de segunda los fueguinos, porque tenemos que pasar por territorio chileno para ingresar al continente y tampoco tenemos interconexión eléctrica nacional", expresó.

El senador por el Frente para la Victoria, José Colazo, destacó que "este gobierno nacional fue el que más apoyó al gobierno fueguino de los últimos años", y recordó que "este proyecto no es de un diputado o de un senador, es de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner".

Uno de los que votó en contra fue el justicialista jujeño, Guillermo Jenefes, quien consideró negativo dejar afuera del beneficio a la fabricación de teléfonos celulares.

A su turno, el radical Ernesto Sanz dijo que la norma "vota una Ley que así como beneficia a una provincia argentina, perjudica a otras en el concepto económico y a sus habitantes".

Comentá la nota