Luz, cámara, acción para Lula superstar

Hijo de Brasil relata 35 años de vida del primer presidente obrero del país. En el año electoral, se proyectará hasta en los pueblos más remotos.
Séptimo hijo de una familia humilde de Caetés (Pernambuco, nordeste) que migra a la gran ciudad, de niño comienza a trabajar en la calle como vendedor de naranjas y más tarde descolla en las luchas sindicales de San Pablo, que lo dejan en rumbo hacia la presidencia. Es Lula, el hijo de Brasil, el largometraje del director Fabio Barreto que se estrena el 1 de enero –en un año crucial para la política del país– en cientos de pantallas brasileñas, con el relato de los primeros 35 años de la vida de Luiz Inácio "Lula" da Silva, el obrero metalúrgico que llegó a jefe de Estado. "Ya conocés al hombre. Pero no conocés su historia", promete la promoción del film que pondrá movimiento y drama a un relato que no trascendía los libros y las anécdotas relatadas por su protagonista.

Controversial por su presupuesto de casi diez millones de dólares y por los tiempos elegidos para su estreno –el tramo final de la doble presidencia de Lula y el inicio de la carrera electoral brasileña–, el filme está inspirado "únicamente en la dramática historia del presidente", asegura el realizador, nominado al Oscar en 1996 por su Cuarteto, sobre la inmigración italiana a Brasil.

Sin embargo ninguna otra producción, desde el renacimiento del cine local en 1995, ha tenido el plan de difusión previsto para llevar El hijo de Brasil hasta los pueblos más remotos.

Unas 400 salas del país proyectarán la biografía, a las que se agregarán sesiones en universidades y en sedes sindicales, además de pantallas itinerantes financiadas por organizaciones sociales, que recorrerán el árido nordeste natal de Lula. Habrá más de 300 copias de la cinta recorriendo el país.

Con un público potencial de 10 millones de sindicalistas, la película ya llamó la atención de la omnipresente Rede Globo, que intenta convencer a Barreto para que transforme en una miniserie televisiva el guión, basado en el libro homónimo de la historiadora Denise Paraná.

Tal movilización ha levantado críticas en la prensa brasileña, que junto con el recuento de éxitos obtenidos por Lula en tiempos de crisis para posicionar a Brasil como potencia emergente, incluida la sede en Río de Janeiro para los Juegos Olímpicos de 2016, señala también el impacto mediático favorable a Lula justo en los meses en que su favorita para la sucesión, la jefa de Gabinete Dilma Rousseff, lanzará su candidatura para lograr en octubre de 2010 que el Partido de los Trabajadores conserve el poder por otros cuatro años.

"Es como la historia de Rocky Balboa", afirma uno de los productores de la cinta, que fue financiada por empresas privadas, algunas de las cuales tienen contratos con el gobierno.

El film tiene por locaciones el pueblo del nordeste Caetés y la ciudad paulista de São Bernardo do Campo, en donde nació el liderazgo sindical y político de Lula. El presidente está encarnado por Rui Ricardo Dias, un actor sin experiencia previa en cine, pero que enamoró a la producción por su parecido físico con el personaje. Gloria Pires, estrella de más de una decena de telenovelas, interpreta a la madre del gobernante, Doña Lindu, cuyo hijo es la fuente y el protagonista de una historia que agita pasiones antes de su estreno.

Río Olímpica no quiere soldados

En un carrito de supermercado encontrado en la favela Morro dos Macacos apareció la víctima número 25 de los enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes y la Policía, iniciados el sábado en Río de Janeiro. Tres tiradores de elite que estaban en un helicóptero policial derribado ese día por disparos de los delincuentes, tres jóvenes asesinados cuando regresaban de una fiesta y 19 supuestos narcotraficantes completan la lista. El presidente de Brasil, Luiz Inácio "Lula" da Silva, prometió "limpiar la suciedad" de las barriadas de Río antes de los Juegos Olímpicos de 2016, pero el ministro de Defensa, Nelson Jobim, descartó el envío de militares a la ciudad para intervenir las favelas.

Comentá la nota